IKEA se atreve a dar una segunda parte a uno de sus mayores clásicos, el spot “Lamp”, pero en esta ocasión apostando por la economía circular.

Hace 16 años, la compañía sueca lanzó “Lamp”, un anuncio obra de Crispin Porter + Bogusky bajo la dirección de Spike Jonze que, además de ganar los más prestigiosos galardones de la industria publicitaria, se convirtió en un auténtico icono.

Una pequeña pieza publicitaria logró conmover a muchos y generar un recuerdo de la marca, que aún, 16 años después, sigue vigente. Quizás parezca muy complicado sentir lástima por una lámpara, pero IKEA lo conseguió. La nueva ambición de la empresa es volver a dar vida a esa historia, retomando justo desde el final del antiguo spot pero, con un enfoque un tanto diferente y adaptados a las preocupaciones de la actualidad, donde hace foco en el uso de la economía circular.

En esta segunda parte, vemos como una niña recoge la lámpara vieja, se la lleva a su casa y le coloca una lámpara LED nueva que ilumina su vida de forma mágica. Este pequeño gesto de tomar lo que para otros significa basura y darle un nuevo valor igualmente útil, resume la filosofía de la economía circular.

El mensaje final en el primer spot de Lamp decía: “Muchos de ustedes se han sentido mal por esta lámpara. Pero eso es porque están locos. Esta lámpara no tiene sentimientos. Y la nueva es mucho mejor”. Pero, en el segundo spot de IKEA,  Lamp2, el mensaje final es absolutamente diferente y dice: “Muchos de ustedes se han sentido felices por esta lámpara. Y esto no es una locura. Reutilizar cosas es mucho mejor”.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.