Cuántas veces habremos visto a los consumidores de esta época tomando fotografías a sus platos antes de pegarles bocado. En su último e hilarante spot IKEA imagina cómo sería si la obsesión humana por inmortalizar todos y cada uno de los momentos culinarios tuviera lugar en pleno siglo XVII.

Creado y producido por la agencia Acne, el spot “Let’s Relax” es una cómica satírica hacia todos los “foodies”, quienes lejos de disfrutar del tiempo con los suyos y el arte gastronómico se sirven de la comida para conectar con sus seguidores en redes sociales subiendo instantáneas de sus deliciosos platos.

La pieza publicitaria recrea la vida en aquella época mediante música clásica y escenarios que evocan fielmente siglos pasados. El anuncio cierra de vuelta al presente, con la frase “It’s a meal. Not a competition”, o lo que es lo mismo, “Es una comida. No una competición”.

Gracias al spot, la multinacional sueca de muebles abre los ojos a los adictos a sus perfiles sociales, y a aquellos extremadamente preocupados por la proyección de su propia imagen en el entorno virtual. Su propósito es el de fomentar que las personas redes cubran el puro gusto de cocinar y disfrutar de un buen plato.

“Hemos llegado a un momento en el tiempo en el que las expectativas que llevamos a la cocina nos retienen de lo que podríamos querer hacer”,explica Johan Holmgren, director creativo de Acne. “No solo las expectativas que otros nos imponen, sino también las que nosotros mismos nos imponemos cuando creemos que tenemos que presentar una imagen ‘perfecta’ de nosotros mismos online”.

El spot publicitario se lanzó junto al informe anual “Life at Home”de IKEA así como el nuevo catálogo de mobiliario para el próximo año, según informa Creativity Online.

Fuente Marketing Directo

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.