IBM ha anunciado que comprará Red Hat, una de las compañías  líder mundial de software de código abierto en la nube por 34.000 millones de dólares.

El grupo informático estadounidense IBM (International Business Machines) informó este domingo que cerró un acuerdo para adquirir Red Hat, eta inversión es la adquisición más grande que ha hecho la multinacional estadounidense y la tercera más grande dentro de Estados Unidos, al menos en el área de la tecnología.

IBM, que tiene una capitalización de mercado de 114 mil millones de dólares, pagará en efectivo 190 dólares por cada acción de Red Hat, una indemnización de más del 60% sobre el precio de cierre de las acciones de Red Hat del pasado viernes, señala el comunicado emitido por las empresas. El acuerdo mejoraría la oferta de cloud de IBM, un área importante de crecimiento para la compañía.

«La adquisición de Red Hat es un cambio de juego. Cambia todo sobre el mercado de la nube», aseguró Ginni Rometty, presidenta y directora ejecutiva de IBM, y añadió que tras esta adquisición, IBM «se convertirá en el proveedor de cloud computing híbrido número uno del mundo, ofreciendo a las empresas la única solución de cloud computing abierta que desbloqueará todo el valor de la nube para sus negocios».

Las compañías calificaron al acuerdo como «la adquisición de tecnología más significativa de 2018», aunque aún se espera la aprobación de los reguladores y los accionistas. Así mismo, se espera que el acuerdo finalmente se cierre en la segunda mitad de 2019.

Red Hat fue la primera compañía de software en superar los mil millones de dólares en ganancias durante un trimestre fiscal y su versión de Linux está instalada en millones de equipos alrededor del mundo.

Por este motivo, la compra de Red Hat por parte de IBM significa que comenzará a proporcionar tecnología a sus competidores más grandes, incluidos Amazon, Microsoft y Google. Además, Red Hat ya está asociado con todos ellos, e IBM dijo que continuará con las asociaciones después de la adquisición y trabajará para ampliarlas.

Las empresas señalaron que esta transacción reúne a los mejores proveedores de cloud híbrida de su clase y permitirá a las compañías trasladar de forma segura todas las aplicaciones de negocio a la nube.

Respecto al destino de Red Hat, el comunicado de prensa aclara que la empresa mantendrá su independencia, operando como una unidad distinta dentro del equipo de Hybrid Cloud de IBM. Jim Whitehurst, actual CEO de la empresa mantendrá su puesto al frente del equipo y se unirá a la consejo administrativo, reportando directamente a la CEO, Ginni Rometty.

Pese a la adquisición, Red Hat seguirá operando en sus propias oficinas, y se respetará los valores, prácticas y se conservará la marca.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.