A nadie le gustan los fanfarrones. La modestia es, por el contrario, una cualidad socialmente aceptada. Razón de más para que en las redes sociales, donde la fanfarronería campa habitualmente a sus anchas, muchísimas personas traten de camuflar al “fantasma” que sin lugar a dudas habita en sus entrañas con quejas de lo más peregrinas.

Este fenómeno, conocido en inglés como “humblebragging” (algo así como falsa modestia en español), es el protagonista precisamente del último spot de la marca danesa de productos electrónicos Bang & Olufsen.

bang-olufsen-humblebragging

El omnipresente “humblebragging”, el mismo que nos lleva a hablar en las redes sociales del mal tiempo que hace en el Caribe para presumir simultáneamente de que nos hemos ido allí de vacaciones, lo personifica en el nuevo anuncio de Bang & Olufsen un joven padre de familia que acaba de comprarse un televisor de 48 pulgadas.

Después de cargar con su nueva adquisición hasta su vivienda, ubicada en el último piso de un edificio sin ascensor, el protagonista del spot no duda en hacerse un selfie junto al televisor para quejarse del esfuerzo que le ha supuesto transportarlo y alardear al mismo tiempo de su nueva compra en las redes sociales.

El “humblebragging” vuelve a apoderarse después de este padre de familia, que no puede parar de subir fotos de su nuevo televisor a las redes sociales. Sólo cuando su móvil se queda sin batería y su mujer pone coto a su “postureo” con un ingenioso post, el protagonista del anuncio de Bang & Olufsen se cansa por fin de fanfarronear (con falsa modestia) de su última adquisición.

Detrás del spot está la agencia danesa Robert/Boisen & LikeMinded y la productora Gobsmack Productions.

MarketingDirecto

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.