Huawei comienza a fabricar smartphones sin piezas estadounidenses. Los modelos Y9 Prime y Mate 30 están ensamblados con componentes de la empresa  neerlandesa NXP Semiconductors

El gigante tecnológico chino ya remplazó las piezas estadounidenses con componentes europeos, y así, no dependerá más de las empresas norteamericanas.

2/3 de las 19 conexiones que se relacionan con la seguridad cibernética de Huawei provenían de proveedores estadounidenses. Por otro lado, una cuarta parte de 200 millones de teléfonos que se vendieron el año pasado tenían chips de Qualcomm. Ren Zhengfei, el fundador y director de Huawei, expresó que Washington podría mantener a su compañía «para siempre» en una lista negra porque puede «sobrevivir bien sin EE.UU.».

Así, los modelos Y9 Prime y Mate 30, que el gigante chino de las telecomunicaciones estrenó el pasado septiembre, están ensamblados con piezas de la empresa neerlandesa NXP Semiconductors, ya que la empresa china fue bloqueada por Trump, para trabajar con proveedores estadounidenses. De todas formas, la compañía china logró en poco tiempo, fabricar teléfonos de alta gama sin la ayuda del país de Trump.

En el 2018  Huawei gastó US$ 11.000 millones en la compra de componentes y servicios de compañías estadounidenses.

La black list

Donald Trump levantó la medida de restricciones para comerciar con Huawei a algunas de sus empresas. Es entonces que algunas compañías estadounidenses podrán comercializar con empresas chinas.

Hace unos días, se incluyó a Huawei entre negociaciones con empresas de EE.UU, por lo que se anunció una “flexibilización” de la “black list” para Huawei con el objetivo de «alivianar» el golpe de las prohibiciones que se han dado en el año que se reducen a la Guerra Comercial entre ambos países.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.