La empresa con mayor producción de smartphones del mundo, salió al cruce de los dichos del gobierno polaco, aclarando que desde la empresa no hay relación con la acusación que recibió uno de sus directivos.

“Huawei ha decidido rescindir el empleo del señor Wang Weijing, quien fue arrestado bajo sospecha de violar la ley polaca”, dijo la compañía china en una declaración. “Sus presuntas acciones no tienen relación con la empresa”, aseguró Huawei, que agregó que el incidente “ha perjudicado” su reputación.

Según el comunicado, la empresa “cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países en los que opera, y requerimos que todos los empleados cumplan con las leyes y regulaciones de los países en donde residen”.

Wang Weijing, uno de los directivos de la tecnológica en Polonia,  fue detenido el pasado viernes tras ser acusado de “espionaje contra los intereses polacos”. Por su parte, desde la empresa no solo se tomó la decisión de despedir al trabajador, sino que además decidió iniciar una investigación exhaustiva con el fin de demostrar que desde la empresa no hay vinculo con la acusación que recibió Weijing.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.