El presidente de Estados Unidos señaló que la operación de «traspaso» de la red social china debe implicar un pago como condición del eventual acuerdo

Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, declaró en la jornada de ayer que la popular aplicación de videos de corta duración de origen chino, TikTok, no podrá ofrecer servicios en EE.UU. si no vende sus operaciones antes del 15 de septiembre.

“Fijé una fecha de alrededor del 15 de septiembre, para la cual TikTok dejará de estar operativa en Estados Unidos”, dijo el mandatario en diálogo con periodistas en la Casa Blanca. “Se cerrará el 15 de septiembre a menos que Microsoft o alguien más pueda comprarla y llegar a un acuerdo”, agregó.

Los comentarios del mandatario pusieron de esta manera mayor presión a ByteDance, la casa matriz de TikTok, para llegar a un acuerdo de venta. La decisión del gobierno de Trump está basada en la preocupación acerca de la posibilidad de que la aplicación sea una amenaza para la seguridad nacional del país.

El domingo, secretario de Estado del país norteamericano, Mike Pompeo, advirtió que compañías como TikTok pueden estar obteniendo información de los ciudadanos como su “patrón de reconocimiento facial”, “residencia”, “números de teléfono”, “amigos” y a “quiénes contactan”. De esta manera, se sospecha que la compañía china podría ser una herramienta de espionaje del régimen chino y podría además, compartir información de los usuarios con sus autoridades.

Si bien ByteDance niega que los datos de sus usuarios sean entregados al régimen chino, su fundador, Zhang Yiming, reconoció el lunes estar bajo presión y señaló que trabajan las 24 horas del día “para obtener la mejor salida posible”.

“Siempre nos hemos comprometido a garantizar la seguridad de los datos del usuario, así como la neutralidad y transparencia de la plataforma”, dijo Zhang a empleados en un comunicado interno, según medios chinos. La compañía ha asegurado que almacena todos los datos de Tik Tok en Estados Unidos y posee un respaldo en Singapur.

Sin embargo, dijo, TikTok enfrenta “crecientes complejidades en todo el panorama geopolítico y una importante presión externa”. E indicó que la compañía debe enfrentar el desafío de los cuerpos de seguridad de Estados Unidos y de Trump, aunque “sin renunciar a explorar ninguna posibilidad”.

Tras la amenaza de Trump de cancelar la aplicación china en Estados Unidos, la voz de la gerenta general de TikTok en Estados Unidos, Vanessa Pappas, se hizo fuerte y  respondió al anuncio de Trump de vetar el servicio en el país.

En un video publicado, Pappas agradeció a los millones de estadounidenses que utilizan la red social, al tiempo que que afirmó sentirse orgullo de los mil 500 trabajadores que TikTok tiene en Estados Unidos, al tiempo que hizo énfasis en las 10 mil plazas que esperan crear en los siguientes tres años.

https://www.tiktok.com/@tiktok/video/6856014780440874245

Se puntualizó que la red social no planea ir a ningún sitio. «TikTok es el hogar de creadores y artistas para que expresen sus ideas y se conecten con gente de diferentes orígenes. Estamos orgullos de todos los que llaman a TikTok su hogar”.

Las cifras de TikTok van más allá de número de descargas. Datos entregados por Marketing News indican que TikTok tiene 500 millones de usuarios, de los cuales apenas 150 millones son chinos.

Aunque el uso de esta aplicación se ha asociado con usuarios jóvenes, solo el 20% de los usuarios de la red social tienen entre 13 y 18 años.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos ha llegado al mundo del social media, con lo que ahora Huawei podría no ser la única firma que tendrá que defender su posición en el mercado estadounidense.

En la «amenaza» o sentencia dictada por Donald Trump, se deja en claro que si TikTok no es vendido dentro del país será bloqueada. De esta manera aparece el escena Microsoft, la compañía tecnológica multinacional apareció como la principal interesada en adquirir operaciones estadounidense de la plataforma china.

La compañía no hizo comentarios sobre las últimas declaraciones de Trump, pero en un comunicado el domingo dijo que si concretaba la adquisición, se comprometía a “proporcionar los beneficios económicos que correspondan a Estados Unidos, incluido al Tesoro”.

En el comunicado, la empresa también señaló que junto a ByteDance han dado aviso de sus intenciones de explorar un acuerdo que resulte en que Microsoft posea y opere el servicio de TikTok en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

“Entre otras medidas, Microsoft se aseguraría de que todos los datos privados de los usuarios estadounidenses se transfieran y permanezcan en Estados Unidos”, añadió el comunicado, que aseguró también que los datos que actualmente están almacenados fuera del país norteamericano se eliminarán después de ser transferidos.

Por último, la compañía hizo hincapié en el hecho que, hasta el momento, las discusiones están en una fase “preliminar”. Así, ha especificado que “no tiene intención” de “proporcionar más actualizaciones hasta que las discusiones no tengan un resultado final”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.