Según la revista española Forbes, estos son los grandes fracasos de logos de prestigiosas marcas actuales:

No todas las empresas que actualmente triunfan tuvieron suerte con la elección de su logotipo corporativo. Es más, algunas incluso no se sienten orgullosas de aquella etapa gráfica en la que la imagen no acompañaba a la filosofía empresarial. He aquí algunas de las peores elecciones de la historia del marketing publicitario.

Logo Pepsi

La multinacional americana siempre fue la segunda opción en cuanto a bebidas de cola, hecho que PepsiCo ha aceptado e intentado renovarse constantemente. Es así como en 2010 cambia su tradicional logo tricolor por un símbolo que mantiene los colores pero que fue criticado y usado como carne de montajes en la red. Este es el nuevo símbolo de la bebida de la “nueva generación”.

Logo Apple

Aunque la empresa tecnológica que marca tendencia y guía el mercado actual también tuvo su resbalón inicial. Es así como la manzana de Apple se presentaba en las manos de Isaac Newton en su primer logo. Una elección que rápidamente cambio por algo menos barroco y enrevesado.

Fracaso en logos

Sin duda uno de los casos más llamativos es la de la multinacional finlandesa. Su logo inicial mostraba un pez ya que se inició en 1865 como una fábrica de pulpa de madera. Aún quedaba mucho para ser el gigante de las telecomunicaciones que fue más tarde, y gracias a Dios su logo cambió junto a sus metas.

Logo Google

El buscador por antonomasia nació a la sombra del líder por antaño, Yahoo! Así podemos ver como su influencia se hizo patente en el diseño de su logo, que incluyó incluso la exclamación final. Actualmente cualquier parecido es mera coincidencia.

Logo Starbucks

La cadena de cafeterías más importante del globo arriesgó en su logo inicial: mostraba a una sirena con los pechos al aire y dibujada de forma tétrica. A su público no le debió de parecer muy acertado porque actualmente el “veto” ha mejorado sustancialmente los colores y los trazos de la marca.

Logo Gap

La empresa textil ya era importante cuando hace apenas cinco años decidió “renovar su imagen a una más cool y juvenil”. Algo que no hizo gracia a sus clientes quienes se diferenciaban justo por eso, por llevar el logo de una empresa reconocida. Su nueva imagen apenas duró una semana.

Madrid2020

Este no es el caso de una empresa, sino un proyecto deportivo y atlético para la capital del país. Desde su estreno recibió duras críticas, tachándola de no estar a la altura de los logos que ofrecían las otras ciudades candidatas a los juegos olímpicos. Los más crueles decían ver un numeroso grupo de sandalias de verano en lugar de puertas que era el mensaje intencionado.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.