Los ingresos aumentaron un 32% en el primer trimestre respecto al mismo período de 2020

Alphabet Inc, la matriz del gigante Google, superó las estimaciones de los analistas para los ingresos trimestrales, ya que el mayor proveedor de búsquedas y avisos de video en internet se benefició de un repunte en el gasto publicitario. El COVID-19 está obrando una suerte de efecto balsámico en el gigante de internet.

En el periodo comprendido entre enero y marzo de 2021 Alphabet aumentó su facturación en un 34% hasta los 55.300 millones de dólares. Este repunte se debió al incremento de las actividades online de los consumidores, según seguró Ruth Porat, CFO de Alphabet.

Los ingresos aumentaron a US$ 55.310 millones en el primer trimestre con respecto a US$ 41.160 millones un año antes. Los analistas esperaban ventas por US$ 51.700 millones, según datos de IBES de Refinitiv.

Los resultados son la primera señal de que los servicios de Google pueden obtener ganancias del alza en el uso generada por los confinamientos y otras restricciones debido a la pandemia de coronavirus, que obligaron a las personas a comprar y comunicarse de forma online durante el último año.

Las acciones de Alphabet subían alrededor de un 5% a US$ 2.405 en las operaciones posteriores al cierre regular del mercado.

Las ventas de anuncios de Google se incrementaron un 32% en el primer trimestre frente al resultado de hace un año. Las ventas en la nube aumentaron un 45,7%, en línea con las expectativas de los analistas según datos de Refinitiv.

Alphabet también dijo que su directorio autorizó una recompra adicional de hasta US$ 50.000 millones de sus acciones.

Es verdad que el aumento de la compra de anuncios por parte de las empresas de viajes y entretenimiento sería una señal positiva, ya que los servicios de reserva de hoteles y los estudios de cine se encuentran entre los que más gastan en Google.

Asimismo, el negocio publicitario de Google, líder del mercado global medido en ventas, representó el 81% de los ingresos trimestrales en comparación con el 82% del año anterior.

La pérdida operativa de Google Cloud, un rival distante de los negocios en la nube de Amazon Inc y Microsoft Corp, se redujo un 44% a 974 millones de dólares en el primer trimestre.

Los nuevos negocios de suscripción de consumidores de Google, como una versión sin publicidad de YouTube, también podrían captar la atención de los analistas.

Las acciones de Alphabet han subido un 80% en el último año, ocupando el lugar 184 entre las empresas del índice S&P 500.

Las demandas de privacidad y antimonopolio contra Google que podrían resultar en cambios en sus operaciones publicitarias siguen siendo una preocupación para los inversores, según los analistas. Pero la resolución sigue siendo distante, y no se espera una prueba clave hasta 2023.

La última disputa surgió el lunes cuando la empresa de tecnología de transmisión de TV Roku Inc acusó a Google de participar en un comportamiento anticompetitivo en beneficio de sus negocios de hardware y YouTube.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.