Las plataformas servirían anuncios a los usuarios sin la necesidad de recabar sus datos personales y con el uso del contenido

Google es uno de los más grandes defensores del uso de la información personal como un factor indispensable para las actividades en línea. La tecnológica también está explorando qué también podría adaptarse a las alternativas menos disruptivas. El método que presenta la compañía es construir los anuncios en tiempo real según el contenido del propio sitio.

Uno de los problemas más grandes de la publicidad es el uso de datos personales. Por una parte, muchas compañías prometen a sus usuarios que, si les dan acceso a estas reflexiones, podrán recibir una atención personalizada. Sin embargo, han habido incidentes como para que las personas sepan que ésta promesa no es lo único en juego. Incluso algunas marcas y anunciantes ya quieren alejarse a toda costa de estos métodos por la seguridad.

Según eMarketer los mercadólogos están uniformemente divididos en la escala de preocupación ante el uso de datos personales y su impacto en las actividades comerciales. Por otra parte, Smarts Insigths recuerda que, con la creciente cantidad de regulaciones y leyes en estos temas. las empresas están bajo una creciente presión. Advance Store, cree que, con o sin miedos, la publicidad seguirá evolucionando.

De cierta forma, todo depende de la ejecución de este tipo de técnicas. Es evidente que los anunciantes tienen un claro incentivo por acceder a repertorios de anuncios ultra-personalizados. De esta forma, su retorno de inversión puede ser mucho más alto, a pesar de los costos superiores. Asimismo, no se tendría que cambiar por completo la estructura de negocio que los gigantes han desarrollado por años.

Por último, la publicidad contextual podría ser un buen punto medio. Nadie quiere regresar a los tiempos en los que los anuncios se servían masiva y ciegamente a las masas. Aunque el proyecto de Google no presentaría estos comerciales precisamente a las personas correctas en cada ocasión, si sería mucho más preciso y efectivo que un espectacular. Se trata, de la suma de los dos mundos: la seguridad de lo convencional y sofisticación de lo digital.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.