No solo se trata del lanzamiento más esperado del año, el Pixel 4 además muestra la seriedad con la que Google quiere robarse el mercado de los smartphones

Google ofreció uno de los eventos más importantes de la industria de la tecnología. Muy similar al de Apple, este acontecimiento le sirve a la subsidiaria de Alphabet para lanzar oficialmente sus servicios y productos más importantes de su catálogo. En esta oportunidad, la estrella del escenario fue el Pixel: el smartphone insignia de Google. 

El Pixel 4 ha generado comentarios positivos de la industria en el transcurso de las últimas horas. Se espera que compita directamente con el iPhone 11 de Apple y el Galaxy S10 de Samsung. O bien, con la oferta Mate 30 de la china Huawei.

No solo se trata del primer smartphone en el mundo en incorporar tecnología de radas en movimiento. A su vez presenta un sofisticado sistema para poder grabar, traducir y transcribir diálogos en timepo real y sin conexión a internet. Si bien su cámara no parece ser superior a la del iPhone 11, sí tiene un sistema de reconocimiento facial de mayor velocidad.

En cuanto al precio, el nuevo smartphone de Google tendrá un precio de 799 dólares. La cifra es superior en 100 dólares frente al costo promedio del iPhone 11 más sencillo de Apple. Sin embargo, estaría por debajo de los 899 dólares del Samsung Galaxy S10 más sencillo.

La nueva propuesta de Google es bastante superior a sus rivales en varios puntos. Su procesador es más potente que los del iPhone 11, pero a la par del Galaxy S10. Tendrá un tamaño y peso menor que el de los otros dispositivos insignia líderes en la industria. Es decir, tendrá la capacidad de dar un rendimiento similar a precio y dimensiones más bajos.

¿Cómo sigue la batalla para Huawei, Samsung y Apple?

Todas las grandes compañías dentro de la industria de los smartphones están enfrentándose a sus respectivos problemas. Samsung, con su Galaxy Fold está desesperado por encontrar un concepto tecnológico que le permita revivir las ventas de sus dispositivos. Apple parece solo haberse rendido con su re-enfoque al segmento de los servicios. Por su parte, Huawei aún sigue enfrascado en su batalla frente a Estados Unidos. ¿Pixel 4 podría ganarles?

Es difícil saber si de hecho tiene lo necesario para conquistar el mercado. Actualmente, a escala global, Google apenas domina del uno por ciento de la industria de los smartphones. La cifra está muy por debajo de lo que estos tres gigantes controlan en todo el mundo. Al mismo tiempo, está el hecho que la tecnológica no suele comercializar sus productos fuera de Estados Unidos. Es por esto que algunos países ya quedaron descartados oficialmente para el Pixel 4.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.