El gigante Google deberá pagar una multa de 5000 millones de dólares por abusar de su posición dominante y practicas ilegales con el sistema operativo Android.

La historia que comenzó en el año 2016 llegó a su fin cuando la Comisión Europea impuso este miércoles a Google una multa de US$ 5.043 millones constatándose así la mayor sanción infligida en la historia del regulador comunitario.

«Google utilizó prácticas ilegales para cimentar su posición dominante en la búsqueda en internet», explicó en rueda de prensa la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, quien advirtió que la empresa debe poner fin a esta práctica en un plazo de 90 días. Señaló además que Google «ha negado a los rivales la posibilidad de innovar y competir por sus méritos» y, a los consumidores, «los beneficios» de tal competencia.

Bruselas acusa a Google de haber obligado a los fabricantes de dispositivos móviles, como el surcoreano Samsung o el chino Huawei, a preinstalar la aplicación Google Search y su navegador Chrome para concender la licencia de su tienda de aplicaciones Play Store. Además, hizo ciertos pagos a grandes fabricantes y operadores de redes móviles a condición de que instalasen por defecto su buscador, al tiempo que les impidió vender teléfonos inteligentes que tuviesen versiones alternativas de Android no aprobadas por Google.

Los reguladores antimonopolio de la Unión Europea pospusieron a comienzos de julio el veredicto violación de la tecnológica a las leyes antimonopolio europeas para evitar choques durante la visita del presidente estadounidense Donald Trump. Pero, la investigación ha concluido que el buscador domina en el mercado de servicios generales de búsqueda en internet en a nivel mundial, también en el mercado de licencias de sistemas operativos para teléfonos móviles y tiendas de aplicaciones para Android, con más de un 90% de cuota de mercado en sus manos.

Pin pong

Las repercusiones no se hicieron esperar, la empresa ya ha informado a través de Twitter que recurrirá la sentencia. «Android ha creado más libertad de elección para todos, no menos. Un ecosistema vibrante, innovación rápida y precios más bajos, son las características clásicas de una competencia sólida. Recurriremos la decisión de la Comisión». Otra de las cosas que la empresa dejó entrever en sus mensajes es que Android podría dejar de ser gratuito. Cabe recordar que esta  multa se suma a la sanción de 2.424 millones de euros impuesta por la UE en junio de 2017 por abuso de dominio al favorecer a su servicio de comparación de compras en su motor de búsqueda. Pese a que oficialmente recurrieron la sanción, tomaron como medida dividir su negocio para que Google Shopping opere de forma independiente y evitar nuevas represalias.

Otra de las acciones que ha tomado la empresa es trabajar con más intensidad en un nuevo software al que se le denomina Fuchsia. Este sistema operativo reemplazaría a Android y si bien ya se viene trabajando en él hace  dos años, por estos días, se ha vuelto más renombrado. Se trata de un sistema que se vea de la misma manera en toda clase de dispositivos, que reciba actualizaciones de seguridad con frecuencia y responda mejor a las interacciones de voz. Al mismo tiempo, hay una idea más ambiciosa todavía: se quiere crear un sistema operativo único, capaz de ejecutar todos los gadgets de Google, como los celulares Pixel y los parlantes inteligentes, así como los dispositivos de terceros que utilizan Android y Chrome OS.

Al parecer, la empresa ya comenzó unas pequeñas pruebas con diferentes aplicaciones para el sistema, como los displays interactivos y comandos de voz para YouTube. La empresa tiene por delante el desafío de hacer una migración paulatina ya que no se puede dejar de dar soporte a Chrome OS y Android de un día para otro y modificar todo el ecosistema que ha creado Android de forma rápida. Pero, se prevee que en los proximos 5 años, este nuevo sistema operativo reemplace a Android, software que en la actualidad nutre a más del 76% de los smartphones.

Volviendo a las repercusiones causadas por el fallo de la UE, los expertos aseguran que el caso de Google es similar al de  Microsoft y su sistema operativo Windows, que obligaba a los fabricantes a instalar el navegador Internet Explorer en sus equipos.

Pero la palabra más esperada apareció, Donald Trump hizo su descargo en su red social favorita y dijo: «¡Se los dije! La Unión Europea acaba de aplicar una multa de cinco mil millones de dólares a una de nuestras grandes compañías, Google. Realmente se han aprovechado de los EE. UU, ¡Pero no por mucho tiempo!»

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.