El foro G20 ya se experimenta en la ciudad. Calles cortadas, despliegues descomunales y la visible presencia de aviones oficiales de distintos países -principalmente Estados Unidos- que llevan a la Argentina distintos elementos logísticos. Te contamos los detalles de uno de los encuentros más relevantes del año.

La cumbre necesita elementos cuidados y extra cotidianos. Los aviones que se utilizan custodian el cielo para proteger a las autoridades más importantes y poderosas del mundo que se dan cita en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Si de modelos se trata, un Boeing C-17 Globemaster III de la US Air Force llegó desde Panamá, cargando distintos equipos afectados a la seguridad del presidente Donald Trump.  Además en la ciudad de Mendoza aterrizó uno de similares características el martes pasado. Fuerza y seguridad en el Boeing C-17 Globemaster III . El Palomar espera más aviones militares estadounidenses.

El principal aeropuerto de la ciudad,  Ezeiza comenzó a recibir visitas especiales. Días atrás estuvo presente un Boeing 777-368 carguero de Saudi Arabian Airlines. Recordemos que el Presidente de Estados Unidos y el de China son los que más custodia traen. Con excesivos cuidados la cumbre no escatima en seguridad. Se trata de uno de los encuentros más importantes del año.

Genera controversia la presencia del príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman. La indignación es general dado el asesinato en el interior del consulado saudí en Estambul, del periodista Jamal Khashoggi. Esto genera cierta incomodidad en los presentes dada esta noticia y sus consecuencias.

Nuestro país no queda fuera de la cumbre siendo el espacio aéreo también utilizado por el G20. El aeropuerto de Carrasco recibió en las últimas horasa dos aviones C-17 de la US Air Force. Y se espera la llegada de otras aeronaves para los próximos días. No son los únicos aviones que volaran nuestro aire, el sábado arribarán cuatro Boeing E-3 Sentry. Se trata de aviones especializados en control de espacio aéreo y alerta temprana, que tendrán base en Carrasco y monitorearán el movimiento aéreo de la región durante la Cumbre.

Para el domingo, en tanto, se prevé el aterrizaje en Montevideo de un Boeing KC-46, un derivado militar del Boeing 767 utilizado para el reaprovisionamiento de aeronaves en vuelo.

Las autoridades viven este encuentro de forma segura y tomando todas las medidas posibles. Tengamos en cuenta que es un foro polarizado, donde la mitad de la población argentina está en desacuerdo con su celebración. Se expresarán con marchas piquetes y movimiento en las calles. No es de sorprender que se quieran tomar estos recaudos de seguridad.

12 km de autopistas cortadas, 13 500 agentes federales para el encuentro. La Ministra de Seguridad Patricia Bullrich declaró: “Vamos a plantear que ir a las marchas con las caras tapas y los palos son condiciones inaceptables”, indicó. Y apuntó que hay grupos que insisten en “hacer pasar de la raya” al Gobierno en cuestiones de seguridad”

Este foro además, llega en un momento de crisis para la Argentina. Una parte de la población no está conforme con su gobierno y esto se expresará en el G20.

¿Tomarán los recaudos necesarios para un evento de esta índole? Será cuestión de observar el paso de los poderosos del mundo en nuestras latitudes.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.