McDonald consigue un gran éxito en su jornada solidaria, donde todas las ventas del Bic Mac del pasado viernes se destinaron a la Fundación Ronald McDonald

Se celebró una nueva edición de McHappy Day con el fin de que el 100% de las ventas del Big Mac® se destinen a la Fundación Infantil Ronald McDonald para apoyar a familias con niños que sufren enfermedades de larga duración en España.
«Que bien sabe ser solidario» fue el nombre de la jornada que se celebró con éxito gracias a la colaboración de todas las personas que apoyaron la causa solidaria.  Así, McHappy Day logró recaudar un total de 322.238 € gracias a la venta de Big Mac®, lo que supone un 10% más de lo recaudado durante la edición de 2018. Con lo recaudado se podrá mantener una Casa Ronald McDonald durante todo un año.
Animado año tras año a participar y a recaudar fondos para la Fundación Infantil Ronald McDonald, con esta actividad, la compañía mostró su lado más solidario. Además, en beneficio de todos los niños y niñas quienes, junto con sus familias, se alojan en las Casas y Salas Familiares Ronald McDonald cuando más lo necesitan. Así, gracias a la colaboración de todos los consumidores durante esta jornada, la Fundación Infantil Ronald McDonald podrá seguir ofreciendo «un hogar fuera del hogar» a aquellos niños y familias que, por motivos de salud, se tienen que desplazar lejos de sus casas para recibir tratamiento médico.

Además de la recaudación obtenida durante McHappy Day y las donaciones que los clientes aportan a través de los kioscos de pedido instalados en los restaurantes, los restaurantes McDonald’s en España colaboran donando el 0,1% de sus ventas anuales para la puesta en marcha y mantenimiento de los programas de la Fundación.

Además de esta gran jornada, se anunció la inauguración oficial de una nueva Sala Familiar en el área de Neonatología del Hospital Infantil Vall d’Hebron de Barcelona, siendo esta la Sala Familiar Ronald McDonald más grande de Europa.

Este nuevo espacio cuenta con 350 metros cuadrados con cocina y comedor, duchas, taquillas, acceso a Internet, salas de descanso, zona de estar con televisión, zona de lectura, sala de lactancia y un área de actividades y juegos para los hermanos de los niños ingresados.

Se espera que en el primer año la nueva Sala Familiar Ronald McDonald sea utilizada por más de 800 familias y cerca de 2.000 personas entre adultos y niños, que podrán disfrutar de manera gratuita de sus servicios para descansar, trabajar, comer, estar en familia o relajarse.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.