Los jugadores convocados para representar al país en el Mundial de Rusia compartieron el momento con futbolistas que hicieron historia.

Más de 300 invitados, la presencia de los máximos exponentes del fútbol local, emoción, música y juegos fueron los ingredientes clave para el éxito de la cena de gala con la que la Fundación Celeste despidió al equipo que representará a Uruguay en la Copa Mundial FIFA 2018.

La actividad fue transmitida en directo por Canal 10 y contó con el respaldo de Tienda Inglesa, la Asociación Nacional de Afiliados (ANDA), Asociación Española, SUAT, Antel, Doña Coca, BBVA y Cementos Charrúa, que acompañaron a los integrantes de la Selección y a los deportistas que defendieron la camiseta en distintos momentos de la historia.

Los comunicadores Rafael Cotelo y Noelia Etcheverry fueron los encargados de recibir a los jugadores y sus familiares en la Alfombra Celeste, entrevistando brevemente a cada uno de los invitados. Por su parte, Roberto Moar y Ana Inés Martínez fueron responsables de la conducción.

A lo largo de la velada hubo espacios destinados a comunicar los diferentes proyectos que implementa la Fundación Celeste, que desarrolla programas de fomento al deporte y a la educación en escuelas de todo el país, al tiempo que brinda apoyo y capacitación laboral a los jugadores retirados.

Esto se complementó con conmovedores homenajes, entre los que se destacó el del recientemente fallecido kinesiólogo Walter Ferreira, pieza fundamental del proceso Tabárez.

También hubo instancias lúdicas que involucraron a todos los jugadores, quienes divididos en dos grupos demostraron sus conocimientos sobre la Selección Uruguaya a través de un juego de preguntas y respuestas. Los deportistas también fueron invitados a demostrar sus dotes culinarias en una competencia dirigida por Nilson Viazzo y María Gracia Sosa, ganadores de MasterChef Uruguay.

El broche de oro quedó en manos de No Te Va A Gustar, Los Fatales, Agarrate Catalina y los hermanos Tabaré, Yamandú y Martín Cardozo, que animaron la velada con sus mayores éxitos.

La recaudación derivada del exclusivo encuentro fue destinada a la Fundación, que nació a instancias de los jugadores de la Selección tras el Mundial de Sudáfrica 2010, con el objetivo de fomentar los valores del deporte entre los niños y jóvenes uruguayos. En la actualidad sus acciones involucran a más de 70 proyectos que se desarrollan en 12 departamentos y se solventan con campañas de recaudación de fondos, el respaldo de empresas públicas y privadas, y donaciones individuales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.