La plataforma de video de streaming identifica al famoso videojuego Fortnite como el siguiente gran rival a vencer para mejorar sus números en términos de suscriptores.

El cierre del trimestre que se comprende entre octubre y diciembre, le trajo a la plataforma de video, buenas y malas noticias. Como punto positivo, lograron superar las expectativas que tenían los especialistas acerca de la cantidad de nuevos suscriptores que tendría la empresa -8,5 millones de nuevos usuarios-, en cambio, como punto negativo, no alcanzaron las proyecciones empresariales, que pretendienta alcanzar 8,9 millones. Pese a esto, la empresa consiguió 8.8 millones de nuevos suscriptores de pago a nivel global, con lo que logró subir su base de usuarios a 139 millones.

La razón por la que el videojuego más visto de la historia es su principal competencia, Fortnite, es la igualdad de objetivos de ambas plataformas. Los dos tienen como misión conquistar a su público no solo en su casa, sino también en todo momento del día.

Es importante considerar que el Battle Royale de Epic Games puede ser jugado en gran cantidad de dispositivos donde también se puede ver una serie de Netflix. La llegada de Fortnite a smartphones puede hacer que muchos usuarios que antes aprovechaban un momento de ocio para ver un capítulo de Netflix, ahora lo destinen a iniciar una partida para intentar sobrevivir en la isla.

Todo es cuestión de entender al consumidor. Se estima que una partida de Fortnite dura, en promedio, cerca de 20 minutos, tiempo menor a la duración de un capítulo de las mayoría de las series que posee Netflix en su cartelera, por esta razón Fortnite es la nueva competencia que puede estar conquistando a los consumidores de Netflix.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.