Ford Motor Co. eliminará aproximadamente el 20% de la fuerza laboral en todas sus operaciones europeas y cerrará 6 de sus plantas.

El fabricante de autos estadounidense Ford planea recortar 12,000 empleos en Europa desde ahora y hasta finales de 2020, además cerrará fábricas en Rusia, Francia y Reino Unido, y en Eslovaquia venderá otra planta. Según lo informado por la empresa en el día de hoy, de las 24 plantas con las que inició este 2019, solo llegará con 18 al 2020.

De acuerdo con lo detallado por Stuart Rowley, presidente europeo de la compañía, Alemania será el principal damnificado por el recorte, al tener que asumir 5.000 bajas laborales. Le seguirá Reino Unido, con 3.100 empleos menos, Rusia, con 2.200 personas afectadas por el cierre de tres plantas de producción y el resto de Europa, donde se prevén 1.600 afectados. El grueso de ese último grupo lo cubrirá Francia, donde Ford prevé cerrar su planta de fabricación de transmisiones, que afectará a unas 800 personas.

Además, la división europea, Ford también prevé el despido de unas 2.000 personas que realizan tareas administrativas.

En el 2018 la empresa sufrió perdidas en Europa y por este motivo, está centrándose en el rediseño global, que busca generar más beneficios enfocándose en las necesidades de los clientes y una estructura simple, explicó Stuart Rowley, presidente de Ford en Europa.

El pasado mayo, la firma automotiz anunció que tenía intención de eliminar alrededor del 10% de su fuerza laboral en todo el mundo, unos 7.000 empleos, para finales de agosto, pero finalmente, la cifra será mayor.

Ford quiere invertir y crecer en su negocio de vehículos comerciales y proporcionar a los clientes más vehículos eléctricos, todoterreno, nuevas versiones y modelos importados. Para ello, la firma va a establecer tres nuevos grupos de negocio: vehículos comerciales, turismos e importaciones, para facilitar la toma de decisiones rápida y centrada en las necesidades del cliente.

«Despedir a trabajadores y cerrar plantas son las decisiones más duras que tomamos», ha asegurado Rowley, quien ha reiterado la intención de que esas bajas lleguen de la mano de acuerdos con los sindicatos.

Pese a que este 2019 registró buenas ganancias para la empresa, los ejecutivos aún no se sienten confiados como para afirmar que esta buena racha se sostendrá durante los próximos 6 meses.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.