abrir-food-truck

Porque comida al paso no es sinónimo de comida de mala calidad. Los Food Trucks llegaron para reivindicar el concepto de los negocios de comida callejeros y hoy en día ofrecen propuestas, incluso, para los paladares más sofisticados. La diferencia con los puestos callejeros clásicos es que en su mayoría son emprendimientos creados por expertos de la cocina que buscan ofrecer sus productos de una forma más accesible; accesible para la gente y también para ellos, ya que se  evitan los costos de mantener un local.

 Estos vehículos acondicionados para funcionar como restaurantes móviles han arrasado en los últimos años en todas partes del mundo y si bien han ganado terreno en nuestro país, es un tema que aún está en debate, ya que no se les está permitido vender en la vía pública. Es por esto que los Food Trucks que surgieron –y no son pocos- se limitan a trabajar para eventos privados, en los que sí se les permite funcionar.

Los únicos negocios de este tipo que sí están habilitados por la Intendencia son los carros de comida como hamburguesas y chorizos que ya tienen asignado un lugar físico determinado. Es decir que, sí tienen admitida la venta ambulante de comida, pero únicamente en el espacio que se les asignó. El conflicto con los recientes Food Trucks se ha dado porque la IMM no está otorgando más licencias de este tipo y por ende que se puedan incluir formalmente en el circuito gastronómico de la ciudad.

“En este tema existe un vacío legal en el Uruguay, pero estoy convencido que la regulación va a salir por la misma presión de los consumidores” opina Ignacio Gallo, uno de los emprendedores del movimiento Food Truck nacional. Con una Vespa y una bicicleta remodeladas, el bautizado “Café Nómade” funciona hace tres meses en nuestro país. Su producto estrella es, sin lugar a dudas, el café, pero también ofrecen una variedad de productos para acompañarlo, como brownies y cookies.

Café Nómade nace luego de pasar más de 3 años nómades por Oceanía y Asia. Surge por las ganas de compartir lo que habían aprendido y experimentado durante el viaje, ya que “en Australia puntualmente aprendimos sobre café y nos enamoramos de este nuevo mundo”, cuenta. Además identificaron que los Food Trucks son un nicho en el mercado Uruguayo: “La gente está pidiendo este tipo de emprendimientos, se interesan y  los  buscan; la devolución que tenemos es increíble porque es una parte del mercado que esta desatendida”, explica Gallo.

Tal como lo indica su nombre, Café Nómade se traslada para trabajar en eventos como ferias, festivales, casamientos y cumpleaños.  “Pero soñamos con salir a la calle que es el verdadero espíritu y filosofía de los Food Trucks”, asegura.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.