Amazon ha ido creciendo en la venta de productos farmacéuticos, pero hasta ahora solo a través de su plataforma online

Walgreens y CVS Health, las mayores cadenas de farmacias de Estados Unidos (EEUU), muy pronto podrían tener a Amazon como competencia directa, ya que Amazon, la compañía de comercio electrónico, estaría pensando en abrir su propia línea de establecimientos físicos para brindar productos de farmacia.  

La idea de Amazon es hacerse con el control de una fracción más grande de la industria farmacéutica. La idea es que esta cadena de locales físicos sea parte de su unidad Pharmacy, un servicio lanzado en EE.UU. en noviembre pasado. La oferta permite a los usuarios Prime recibir fármacos de prescripción directamente a su casa dos días después de realizar su orden.

Con esta expansión del proyecto, Amazon Pharmacy podría abrir farmacias físicas en lugares como Boston y Phoenix. También se tiene la intención de aprovechar la amplia presencia que tiene su línea de supermercados Whole Foods, abriendo dispensadoras de medicamentos en el interior de los locales. La idea de la empresa de Jeff Bezos sería alcanzar a un mercado más amplio de pacientes que a lo mejor tienen una necesidad más inmediata de los fármacos.

¿Momento adecuado?

No hay mejor momento para abrir farmacias. Incluso limitándose al mercado online, Amazon Pharmacy ha probado ser una oportunidad de oro para la retailer. Solo al anunciar el lanzamiento de este servicio, la empresa de Jeff Bezos causó que las acciones tanto de CVS como de Walgreens se desplomaran en la bolsa. Según Forbes, en conjunto perdieron más de 10 mil millones de dólares (mdd) en capitalización. Y no habrá un mejor momento para lanzar su propia cadena de establecimientos físicos en Estados Unidos.

Según datos de Statista, las ventas de farmacias en el país han crecido de forma exponencial. Sin embargo, en 2020 se ha visto un pico notable de transacciones, probablemente a raíz de la crisis sanitaria. Considerando que estos establecimientos han sido el lugar desde donde se distribuyen la mayor cantidad de vacunas anti-COVID, también se han consolidado en la opinión pública. Así entraría Amazon.

Incluso cuando termine la crisis sanitaria, la retailer online podría seguir generando ingresos con sus farmacias físicas. De acuerdo con Research and Markets, desde mediados del año pasado estaba claro que ese mercado iba a crecer a raíz de los cambios en los hábitos de consumo. Para 2030, a escala global, debería ser un mercado de 1.040 billones de dólares. Así que Amazon tiene mucho dinero que ganar si empieza a expandirse poco a poco en el mundo.

La retailer online ha hecho varias adquisiciones y lanzado múltiples proyectos e inversiones para seguir expandiendo su presencia comercial a más mercados y ecosistemas. Por ejemplo, como anunciamos hace ya unos días atrás, Amazon habría comprado los estudios MGM con el fin de posicionarse dentro de la industria del streaming. Y mucho más en específico, para lograr vencer a Disney y Netflix, las líderes del mercado, en la preferencia.

¿Qué sucederá ahora?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.