La experiencia del cine poco ha cambiado desde su creación. El concepto de la sala de proyección a oscuras con un grupo de personas que asisten al encuentro se mantiene en la esencia del espectáculo. Lo que sí ha variado son las formas en la que se vive esa experiencia. En la siguiente nota te contamos cómo.

Para poder saber qué películas había en cartelera y a qué hora eran las funciones era necesario acercarse a la boletería o fijarse en el diario, cuando saliera. En la actualidad esto parece una actividad impensable y basta con entrar en un sitio web y fijarse los horarios allí colgados. 

No solo la forma de enterarse cómo y cuando ha cambiado, sino que ahora hay muchas facilidades en lo que refiere al contenido, generalmente se va a ver una película conociendo cómo es el trailer o sabiendo algo de la crítica que se encuentra en internet o medios de comunicación.

La revolución de la tecnología ha llevado a que no solo existan aplicaciones que indican los horarios, de qué tratan, una calificación y la crítica sino que también es posible adquirir las entradas mediante las apps. 

Una de estas aplicaciones se llama Fandango, una aplicación que une todo el contenido necesario para estar informado antes de ir a ver una película sin sufrir ningún spoiler. Para poder utilizarla primero hay que registrarse y colocar la información de una tarjeta de crédito. Una ves finalizada la transacción se envía un código QR a los espectadores que luego es solicitado en el cine. 

Por otro lado, permite hacer una biblioteca de las salas de preferencia para poder acceder con mayor facilidad cuando se desee ir y filtrar por barrios, horarios y qué hay en cartelera. 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.