Facebook enfrenta un nuevo escándalo por una demanda de la que ya se tenía conocimiento, donde se acusa a la red social de Mark Zuckerberg de haber inflado sus métricas de video para anunciantes en 2015.

En septiembre de 2016, Facebook admitió que había sobreestimado la cantidad de videos que las personas habían visto en los dos años anteriores, sin embargo, documentos recientemente publicados que forman parte de una acción legal de Estados Unidos contra la red social, afirman que Facebook sabía de los problemas desde 2015.

La red social no reveló esta falla a los anunciantes, lo que generó controversia, ya que, mientras la red seguía convenciendo a los anunciantes de que las personas están viendo más videos, los resultados de visualización no eran reales. Por su parte, Facebook se defendió en 2016, alegando que «Le informamos a nuestros clientes sobre el error cuando lo descubrimos y actualizamos nuestro centro de ayuda para explicar el problema», según un comunicado emitido por la empresa.

Facebook no solo no corrigió las mediciones exageradas, según la presentación. En lugar de ello, la compañía lanzó una campaña de relaciones públicas destinada a distraer la atención de los errores, dijo Crowd Siren, que mencionó intercambios de correos electrónicos y documentos internos de la compañía.

Crowd Siren, la agencia de marketing online que presentó la demanda, sostiene que Facebook ya sabía en 2015 que estaba exagerando las cifras. Crowd Siren agregó acusaciones de estafa y un reclamo por daños contra la compañía en una protesta modificada que presentó el martes en la corte federal en Oakland, California.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.