El dicho popular afirma que ser amable nunca está demás, ahora un estudio científico llevado a cabo por Michael Kircher, de la  Universidad de Innsbruck, destaca la importancia de tener una buena predisposición.

2

El experimento se llevó a cabo en Innsbruck y Múnich, Alemania, donde se le enviaron a más de 100 participantes a distintos locales de comida rápida con la misión de obtener un cono de helado más grande de lo habitual.

Para llevar a cabo la acción se establecieron dos vías de acción, una de ellas fue decir un cumplido a quien los atendiera y la otra era dar por adelantado la propina. Las personas que optaron por la última opción consiguieron un 17 por ciento más de el lado que el resto, ya que obtuvieron un 10 por ciento más con la opción del cumplido.

El científico se propuso comprobar los resultados del experimento en otro tipo de restaurantes. Además extendió la investigación a Graz, Australia. Sin embargo, se obtuvieron los mismos resultados al comprar más de 800 kebabs.

Por otro lado, Stefan Palan, profesor de la universidad de Graz, comentó que una vez que ya se había visitado varias veces el mismo lugar, a partir de la quinta visita, decir un cumplido resultaba más efectivo que dar propina por adelantado.

De este modo, se logró demostrar que un incentivo de carácter no económico, igualmente, puede estimular a los trabajadores y que se sientan estimulados. Decir un cumplido y ser amable resulta ser eficaz.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.