No todas las empresas que actualmente triunfan tuvieron suerte con la elección de su logotipo corporativo. El logo de cada marca comunica, representa valores y creencias. Hoy conocemos algunos de los mayores fracasos de las grandes marcas.

En un incio, así es como la manzana de Apple se presentaba en las manos de Isaac Newton en su primer logo. Una elección que rápidamente cambio por algo menos barroco y enrevesado.

Sin duda uno de los casos más llamativos es la de la multinacional finlandesa. Su logo inicial mostraba un pez ya que se inició en 1865 como una fábrica de pulpa de madera. Aún quedaba mucho para ser el gigante de las telecomunicaciones que fue más tarde, y gracias a Dios su logo cambió junto a sus metas.

El buscador por excelencia nació a la sombra del líder por antaño, Yahoo! Así podemos ver como su influencia se hizo patente en el diseño de su logo, que incluyó incluso la exclamación final. Actualmente cualquier parecido es mera coincidencia.

La cadena de cafeterías más importante del globo arriesgó en su logo inicial: mostraba a una sirena con los pechos al aire y dibujada de forma tétrica. A su público no le debió de parecer muy acertado porque actualmente el “veto” ha mejorado sustancialmente los colores y los trazos de la marca.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.