La navidad se acerca y es probable que viajemos más. Por negocios o placer, en el exterior pueden cobrar montos extras que jamás imaginamos. ¿Cuáles son? ¿A qué se debe? Lo conocemos en la siguiente nota.

Para todo desplazamiento de esas características hace falta dinero —a pesar de que hay quien lo gana recorriendo el mundo—, sea de plástico, en efectivo o en cualquier otro formato que existe. Puedes haber hecho abonos previos, por ejemplo, del alojamiento, pero siempre vas a necesitar realizar pagos en restaurantes, supermercados, tiendas o gasolineras, entre otros lugares, así como disponer de efectivo en cajeros si no llevas contigo el suficiente efectivo.

Si te decantas por la primera opción, es decir, por usar la tarjeta en tus viajes, puedes llevarte una sorpresa desagradable a la vuelta… y no sólo porque hayas gastado más de lo que tenías previsto. Aquí te contamos qué comisiones pueden cobrarte si usas tu tarjeta en el extranjero.

  • Antes del viaje, comprueba las comisiones que podrán aplicar fuera de la zona euro a tus tarjetas de crédito y/o débito. Si, efectivamente, esas tasas están previstas, puedes solicitar a tu entidad financiera una tarjeta que carezca de comisiones, si es que dispone de ella.
  • Revisa el límite de la tarjeta. Si piensas que es insuficiente, puedes pedir a tu banco que lo amplíe para evitar sorpresas desagradables.
  • Una segunda tarjeta puede salvarte si falla la de uso habitual.
  • En principio, para viajar fuera de la zona euro, MasterCard es la mejor opción, pues aplica tipos de cambio más favorables.
  • Las entidades disponen de números de teléfono específicos y generalmente gratuitos para llamar desde el extranjero y anular la tarjeta en caso de robo o pérdida. Infórmate bien y anótalos antes de salir de viaje.
  • Atento a los cargos duplicados.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.