En un mercado cada vez más orientado a Internet, tener presencia en la red será necesario para sobrevivir.
Estas son las siete tendencias que triunfarán en el e-commerce para 2018.

La primera es utilizar todas las plataformas.
En 2018, diversas plataformas y diversos dispositivos se usarán para comprar online. Habrá que integrar todos los canales de la mejor forma posible. Esto se ejemplifica en los anuncios que utilizan las cookies. Si un consumidor busca en Google un artículo, al día siguiente dicho artículo podría aparecer en su Facebook.

En segundo lugar, la búsqueda online.
El 85% de los compradores online busca antes de finalizar su compra. Esto sugiere que hay que tener un precio online competitivo, ya que normalmente se busca para comprar precios.

También hay que tener en cuenta el incremento del uso de los dispositivos móviles
Se estima que, en 2018, el 50% de los beneficios en e-commerce procederán de los dispositivos móviles. Según Goldman Sachs, los beneficios de e-commerce provenientes de los mismos será en 2018 igual al total de beneficios del e-commerce en 2013, unos 626 mil millones de dólares.

El comercio electrónico tiene unas amplísimas posibilidades para crear una experiencia del consumidor única, pues tiene más posibilidades para personalizar las compras para cada cliente. Por ejemplo, sitios como Amazon o Netflix recomiendan productos basados en lo que se compró o se vio en ocasiones anteriores.

Más opciones de envío. Esta tendencia, que ya comenzó en 2017, seguirá extendiéndose en 2018. Cada vez, las tiendas online ofrecen más opciones de entrega de sus productos, como puede ser recibirlos al día siguiente o, incluso, el mismo día que se realiza la compra.
El Big Data está transformando todas las industrias y el e-commerce no es una excepción. Ahora, cada acción que los usuarios realizan mientras compran online puede ofrecer mucho datos que, después de ser analizados, optimizarán las webs.

Y por último, las aplicaciones de mensajería y los chatbots.
Aplicaciones como Facebook Messenger ya permiten utilizar chatbots para ponerse en contacto con los consumidores. En 2018, el número de empresas que opten por esta forma de conexión con sus clientes aumentará, haciéndose más comunes y más populares. Con la ayuda de los chatbots, las empresas pueden personalizar el marketing, sugerir compras y enviar descuentos especiales.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.