La empresa tecnológica china está pasando por momento difíciles, el mundo le cierra las puertas e importantes proveedores como Google han decidido dejar de negociar como consecuencia de la guerra comercial entre el país asiático y Estados Unidos.

El presidente Donald Trump prohibió que sus ciudadanos utilizarán equipos de telecomunicaciones de empresas extranjeras consideradas peligrosas, como por ejemplo Huawei.

Pero la prohibición no era solo a los estadounidenses, sino también a las empresas de su país. Luego de que Trump emitiera una lista de compañías con las que las empresas estadounidenses no pueden negociar a menos que tengan una licencia especial, Google emitió un comunicado donde, a raíz de esta petición, dejaría de negociar con China, la empresa declaró que estaba «cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones».

Además de Google, otras empresas como Panasonic, ARM, Toshiba (que pese a ser japonesa, también se ha adherido) y los principales proveedores de tecnología de EE.UU., incluidos Xilinx, Qualcomm, Broadcom e Intel, han advertido que deberán dejar de vender su tecnología a la empresa china para cumplir con la prohibición estadounidense.

La compañía china se ha mantenido desafiante al veto estadounidense, asegurando que tiene la tecnología para reemplazar los suministros cortados por la prohibición.

Richard Yu, jefe de la división de consumo de Huawei, dijo que el sistema operativo de la compañía podría estar listo para reemplazar a los sistemas operativos de Google y Microsoft en esta primavera a el territorio chino y a nivel mundial, el alcance del sistema sería recién el próximo año.

Según los especialistas, Huawei destina anualmente 67.000 millones de dólares en insumos para sus productos, de estos 67.000 millones, 11.000 millones eran invertidos en empresas con origen estadounidense y a partir de ahora, ya no será posible.

Las consecuencias de estas medidas no solo impactaron en Huawei, sino también en uno de sus competidores: Apple. Luego de darse a conocer la posibilidad de un contraataque por parte de China, las acciones de Apple cerraron con una caída del 3,13% con un valor de 183,21 dólares por acción.

Rápidamente, el presidente ejecutivo y fundador de Huawei, Ren Zhengfei, declaró que: “Eso -contraatacar a una empresa estadounidense, en especial a su competidor Apple-, no sucederá en primer lugar, y segundo, si eso sucede, seré el primero en protestar”.

“Apple es la compañía líder del mundo. Si no hubiera Apple, no habría internet móvil”, dijo Ren. “Apple es mi maestro, está avanzando frente a nosotros, como estudiante, ¿por qué debería oponerme a mi maestro?” añadió Ren.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.