El gigante tecnológico chino Huawei, promotor de la tecnología 5G, se encuentra en serios problemas luego de que Estados Unidos prohibiera a los dispositivos portar software Google

Los últimos teléfonos celulares inteligentes lanzados por el gigante tecnológico Huawei ya no podrán acceder a las aplicaciones y servicios de Google manualmente. Esta «amenaza» no había sido oficial que había sido hallada luego de que Estados Unidos le prohibiera a la compañía china a que sus dispositivos utilizaran componentes o software del fabricante californiano Google.

Esto se debe a que la misma Google habría bloqueado el procedimiento, que implicaba bajar la aplicación LZPlay y utilizar una “puerta trasera” para instalar manualmente los programas deseados.

Esta nueva medida impuesta por el presidente estadounidense Donald Trump e implementada por el gigante tecnológico californiano, afecta de forma directa a Huawei. Los Mate 30 y Mate 30 Pro son los últimos modelos de la compañía china y peligra una «baja de usuarios» por no portar al gigante Google.

De todos modos, cuando el mes pasado se presentó el nuevo dispositivo Mate 30 y Mate 30 Pro en un evento en Múnich, las preocupaciones por el posible efecto en las ventas de la prohibición de portar aplicaciones de Google estaba presente. Es así que  casi de inmediato comenzaron los reportes sobre la existencia de procesos manuales para sortear la veda.

Este procedimiento implica utilizar la llamada gestión de dispositivos móviles (MDM) dentro de una interfaz de programación de aplicaciones (API) presente en los nuevos Huawei, mediante la app LZPlay.

“El sistema operativo de Huawei [basado en Android] tiene esta vía abierta que permite etiquetar a ciertas aplicaciones de usuario como aplicaciones de sistema”, dijo John Wu, investigador en seguridad, insinuando que el gigante chino cuanto menos estaba al tanto del procedimiento y la app e intentó aprovechar sus beneficios. De esta manera, los Mate 30 y Mate 30 Pro podían hasta hace poco ejecutar aplicaciones populares como Gmail o Google Maps, prohibidas por la decisión reciente del gobierno de Estados Unidos.

Pero Bloomberg reportó este martes, en base al testimonio de numerosos expertos, que la “puerta trasera” había sido efectivamente cerrada y que la aplicación LZPlay ya no estaba disponible. Solamente Google tiene la capacidad, señalaron, de bloquear este procedimiento mediante el servicio SafetyNet. La compañía estadounidense no se ha pronunciado al respecto.

Por tanto la imposibilidad de utilizar aplicaciones de Google en los nuevos teléfono chinos parece haber sido finalmente asegurada, y es de esperar que esto sea un golpe para la campaña de comercialización global de los Mate 30 y Mate 30 Pro, los cuales a pesar de su alto rendimiento podrían no atraer a los consumidores acostumbrados a programas populares del gigante tecnológico de Mountain View y también a otras aplicaciones que normalmente se adquieren a través de Google Play Store, como YouTube e Instagram o incluso Spotify y Netflix.

De igual manera, este acontecimiento no tendrá un gran efecto en el mercado chino, dondela mayoría de los programas y servicios de Google y otras compañías estadounidenses ya están prohibidos por las autoridades y, en consecuencia, los usuarios están acostumbrados a una familia de aplicaciones locales, como el popular servicio de mensajería WeChat utilizado en lugar de Whatsapp.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.