Las redes sociales trajeron consigo grandes cambios a nivel cultural y comunicaciones, entre ellos se encuentra la aparición de un nuevo lenguaje, el de los emojis. En muchas ocasiones son la herramienta perfecta para expresar los sentimientos y emociones sin tener que estar cara a cara. Pero lo cierto es que las interpretaciones que se puedan hacer de los mismos varían con el contexto de formalidad en el que se los aplique.

2

Según un estudio realizado por la Universidad de Amsterdam y la Universidades de Haifa, el uso de emoticones en los comunicados de trabajo generan la sensación de que no se entiende el contexto entre los compañeros o clientes.

Según este informe, dentro de las variadas opciones, hay uno en particular el cual es recomendable evitar. Aunque que parezca increíble la clásica carita feliz es la que genera el impacto más negativo.  

Un trabajo publicado por el Social Psychological and Personality Science Journal llamado The Dark Side of a Smile, en el que se trabajaron con unas 549 personas de 29 naciones diferentes. A cada uno de ellos se les solicitó que len correos de personas desconocidas y a partir de allí dedujeran su calidad de autor y competitividad.

Un fenómeno totalmente opuesto se puede apreciar en la comunicación de las marcas. Para ellas los emojis son una manera clara de comunicar lo que quieren transmitir y es un gran recurso para generar sensación de proximidad.

Independientemente de este caso, y de las comunicaciones en redes sociales, es recomendable no usar emoticones en los mensajes laborales. La mejor opción es estructurar las comunicaciones de manera clara y concisa para generar una buena percepción entre los destinatarios.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.