A medida que aumenta la demanda de almacenamiento de datos los investigadores han empezado a buscar alternativas de almacenamiento más sostenibles.

Un equipo de investigadores belgas, han encontrado una manera de almacenar datos en polvo. Expertos en química, bioquímica e informática, han aunado sus esfuerzos para dar con lo que esperan que se convierta en el nuevo pendrive sostenible.

Estos científicos se inspiraron en la manera en la que el ADN guarda la información genética. A a lo largo de los últimos 5 años han inventado un proceso químico por el que pueden guardar datos en polvo, que después puede descifrarse con un análisis bioquímico que vincula las moléculas a una web, mapa o app.

“Los científicos han investigado la posibilidad de usar ADN como alternativa a almacenar datos, pero han aparecido limitaciones prácticas en el proceso” explicó Steven Martes, científico del equipo de investigación.  “Para contrarrestar estas desventajas los químicos los últimos años han estado intentando almacenar datos en macromoléculas sintéticas definidas en secuencias“, añadió.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.