Los cambios en los procesos de digitalización hacen que olvidarse de la cartera o la billetera en casa cuando se sale de compras, ya no son un problema en el mundo de la interactividad. La innovación en los medios de pago ha llevado a que sea posible que se incorporen tecnologías para poder convertir a cualquier teléfono inteligente en una cartera digital. En la siguiente nota te contamos cómo está este mercado a nivel mundial.

En países de Europa y los Estados Unidos el pago a través de dispositivos móviles se ha hecho cada vez más habitual entre los consumidores. Lo cierto es que los usuarios han modificado sus hábitos gracias a las nuevas oportunidades que ofrece el sector.

El pago móvil puede ser considerado como una de las más grandes innovaciones digitales de los últimos diez años y esta afirmación se puede realizar por un sencillo motivo, la mismas significa un antes y un después en la forma en la que los usuarios realizan los pagos en las tiendas tanto físicas como virtuales.

La tecnología que hace posible que los pagos se efectúan a través de los teléfonos inteligentes lleva el nombre de NFC y para poder efectuarlo mediante este medio solo basta con que el local en el que se va a efectuar cuente con una terminal de cobro con esa tecnología.

A este facto hay que sumarle que los usuarios deben contar con una aplicación en su dispositivo móvil que la conecte con su banco y que este a su vez permita los pagos móviles.

El gasto promedia que se realiza en países como Estados Unidos con esta tecnología ascenderá a unos 1.838 euros, cifra que se sigue desde muy cerca en el Reino Unido, cuyo gasto se espera ronde en 1.683 euros de media.

Los consumidores que utilizan estas tecnologías en países de Europa y Estados Unidos, realizan un gasto medio de 30 euros por compra destinados a ocio en la mayoría de los casos. Los números indican que para el 2020 el 93 por ciento de los compradores en España comiencen a utilizar las formas de pago móvil.

En lo referente a América Latina según GSMA se estima que para el 2019 existirán unos 217.000 millones de consumidores de pago móvil. Lo que significará que la taza de e-Commerce mediante terminales móviles será del 45 por ciento.

Este sistema se presenta como una forma de pago fácil a la cual se le pueden asociar distintas tarjetas, así un dispositivo móvil se trasforma en una solución de pago. Para efectuar la transacción solo basta con acercar el teléfono a la terminar de cobro, muy similar al sistema de las tarjetas contactless.

Por otro lado, no solo se posiciona como una forma fácil de efectuar pagos sino que también como una herramienta para tener control de los gatos ya que la aplicación lleva el registro de todos los movimientos efectuados.

La cartera digital a través del pago móvil se presenta como una solución universal que podría ahorrarles tiempo a muchos consumidores, mejorar su experiencia y ayudarlos a tener un control más riguroso de sus gastos.

Los comerciantes y las distintas empresas deberán tener en cuenta el auge de esta tecnología, para identificar potenciales mercados dentro del país y ofrecer soluciones que se adapten a las necesidades de los consumidores.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.