El juicio por el que Uber apela la suspensión impuesta por el regulador londinense de transporte se celebrará ya bien entrada la primavera, con lo que la app seguirá operando con normalidad hasta entonces.

Uber

El pulso actual entre Uber y las autoridades londinenses se tensa, después de que la apelación presentada por la popular app de transporte contra su suspensión haya sido programada para mediados de 2018.

Eso significa que, mientras esperamos al juicio clave, Uber podrá seguir operando con total normalidad. Será o bien el 30 de abril o el 25 de junio cuando ambas partes se vean la cara, durante un enfrentamiento legal que durará unos cinco días si no hay retrasos o peticiones de aplazamiento.

Todo después de que la el regulador de transportes de la ciudad, Transport for London (TFL), denegara el pasado septiembre la solicitud de renovación de licencia de la empresa estadounidense debido a motivos de seguridad. Según este organismo, Uber “no es apto y adecuado para para poseer la licencia de operador de alquiler privado”.

En aquel momento, y como tendrán que demostrar ahora en los tribunales, la autoridad británica criticaba a tales efectos la opacidad de Uber a la hora de colaborar con delitos criminales graves.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.