Ante más de 5.200 personas, y con actividades para toda la familia, se desarrolló la tradicional jornada del hipódromo canario, que se enmarca en los festejos de un nuevo aniversario de la Batalla de Las Piedras.

La jornada del 18 de mayo, además de su valor simbólico para la historia del país, representa uno de los hitos más importantes del calendario hípico nacional. En el Hipódromo Las Piedras se desarrolló el tradicional clásico Gran Premio Batalla de Las Piedras (URU G3), además de otros tres grandes premios.

En total, fueron 13 carreras de gran nivel las que cautivaron a los miles de espectadores presentes en Las Piedras.  

En la principal contienda, Bobby Q, del Stud Mustafá, ganó de punta a punta con la monta de Luis A. Cáceres. Entre los principales ganadores de la jornada, se destaca que Fustic obtuvo el Gran Premio OSAF; Fast Night se impuso en el Gran Premio Reapertura de Las Piedras y, finalmente, Dos Amores se quedó con el Gran Premio Ubaldo Seré. En cada una de ellas, la emoción fue el factor predominante.  

Vale destacar que, además de la importante concurrencia, la jornada clásica computó un nuevo récord de apuestas, con $6.275.905 jugados.

La fiesta, que se extendió hasta finalizada la tarde, contó con atractivas propuestas para toda la familia: el show del cantante Braulio Assanelli; la presentación de la Banda del Grupo de Artillería Nº1; el homenaje a la yegua récord ENJOY (que ganó doce carreras consecutivas entre los Hipódromos de Maroñas y Las Piedras); juegos para niños; variada oferta gastronómica y exposición de artesanos.

Es de resaltar que el Hipódromo Las Piedras, tanto con sus jornadas hípicas excepcionales, como con su labor diaria, se continúa posicionando como un centro de puertas abiertas a la comunidad pedrense, con un importante circuito recreativo y social. En sus instalaciones alberga una Policlínica a cargo de ASSE, un Centro CAIF, el Centro Cultural Julio Sosa y un espacio recreativo con parrilleros y aparatos para la realización de actividad física.

Adicionalmente, en un área especialmente acondicionada, se está desarrollando un Programa de Formación Profesional Básica con orientación hípica a cargo de UTU, así como la Escuela de Jockeys y Vareadores, a cargo de Codere, única en el país y que conforma un aporte fundamental para la profesionalización de la actividad en Uruguay.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.