Elon Musk tiene coches eléctricos, baterías y techos solares con Tesla; cohetes reutilizables y una misión para colonizar Marte con SpaceX. Además, desarrolla proyectos de inteligencia artificial con OpenAI y hasta fabrica túneles para el tráfico con Boring Company

Neuralink es uno proyectos más ambiciosos de Elon Musk, que consiste en crear una interfaz cerebro-computadora (brain-computer interface o «BCI») y buscar que los seres humanos se fusionen con las máquinas, ya que si no lo hacemos, en un futuro la inteligencia artificial nos hará irrelevantes, según el mismo Musk.

Hace un año atrás, Elon Musk hizo una presentación que nos dio más detalles de la idea que hay detrás de Neuralink, y ahora confirmó que el próximo 28 de agosto habrá una nueva actualización. Aquí se esperan novedades, pero lo más importante será conocer cómo son los primeros implantes y pruebas en humanos, que es algo que prometió el año pasado.

Neuralink fue fundada en 2016 por Elon Musk, sin embargo, apenas en julio de 2019 tuvimos un vistazo real de lo que había detrás de esta compañía. El objetivo principal es ayudar a los humanos a mantenerse al día ante la llegada de la inteligencia artificial avanzada.

Para esto se usará un robot quirúrgico que implantará cables delgados en el cerebro de una persona, que estarán conectados a una unidad de procesamiento computacional externa. La idea es que la conexión entre el humano y la computadora se haga de forma inalámbrica, para así obtener la máxima libertad y flexibilidad, según explicó Musk.

Neuralink Machine

Musk afirmó que ya habían realizado pruebas exitosas de su tecnología en ratones y simios, por lo que estarían realizando pruebas en los primeros sujetos humanos a partir del 2020. De aquí es donde surge la relevancia del próximo evento de Neuralink.

Se esperan muchas cosas de Neuralink, pero hasta el momento no hay nada claro de lo que podremos ver en su siguiente evento. Lo que es un hecho es que Elon Musk ha manifestado en varias ocasiones estar en contra del avance de la inteligencia artificial sin una regulación, ya que plantea «un riesgo potencial para la existencia de la humanidad». Es por eso que, Neuralink es una respuesta a esto, la cual está destinada a ser «un medio de protección» contra esta supuesta amenaza.

Por su parte, Musk promete una conducción autónoma en Tesla. La marca de coches eléctricos dice estar muy cerca de conseguir el nivel 5 de autonomía en conducción. Dicho en otras palabras, sus coches alcanzarían una conducción automática total, sin necesidad alguna de participación humana.

El anuncio fue hecho por el propio Musk a través de un mensaje de video durante la Conferencia Internacional de Inteligencia Artificial (WAIC) en Shanghái, China.

«Estoy extremadamente confiado que el nivel 5 o la conducción autónoma total sucederá muy pronto. Conseguiremos las funcionalidades básicas para el nivel 5 de autonomía a lo largo de 2020», manifestó.

Todos los Tesla son fabricados con doce sensores ultrasónicos, cámaras frontales, traseras y laterales para una visión de 360º y un radar frontal. La combinación de estos componentes, junto con un poderoso ordenador -mejor conocido como Hardware 3.0- sería capaz de conseguir la ansiada conducción autónoma total.

Sin embargo, y según consigna la web especializada Hipertextual, el anuncio de Musk presenta un problema: que ya prometió mismo en reiteradas oportunidades desde 2015.

La primera vez que Musk prometió el nivel 5 de autonomía fue en 2015, cuando aseguró que la funcionalidad llegaría en 2017. Poco después empezaron a fabricar sus vehículos con otros sensores más avanzados, puesto que los anteriores eran insuficientes.

Algo similar ocurrió con el hardware necesario para procesar datos y mantener la conducción autónoma. En 2019 anunciaron el «ordenador FSD» con el cual, supuestamente, lo conseguirán.

Entre sus componentes están dos microprocesadores de 14 nanómetros -diseñados por Tesla- capaces de procesar 72 teraoperaciones por segundo, cada uno. También tiene una GPU que se compone de 12 núcleos funcionando a 2,2 GHz. En conjunto, es capaz de procesar 2.300 fotogramas por segundo.

El objetivo es controlar tanto el software como el hardware para poder innovar al ritmo necesario para conseguir la conducción autónoma total lo antes posible.

El uso de Inteligencia Artificial en coches permitirá que estos se conduzcan por si solos, pero la industria está dividida en cómo será eso posible. Tesla es famosa por ir en contra de fabricantes ya establecidos, apostando por el uso de las cámaras ya integradas en sus coches, en vez de usar sistemas LiDAR con radar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.