Elon Musk es una personalidad destacada. Entre sus destacables características existe como la predominante sus fuertes declaraciones. En una entrevista exclusiva a una importante cadena televisiva, Musk confesó que Tesla estuvo a punto de morir.

El término utilizado fue “sangrado de dinero”. Palabras utilizadas para referirse al momento de crisis que atravesó la compañía.  Según Elon Musk: “Tesla se enfrentó a una verdadera amenaza de muerte debido a los problemas de producción del Model 3. La compañía estaba sangrando dinero de forma muy acelerada, y si no enfrentábamos y solucionábamos estos problemas realmente rápido, íbamos a morir. Lo hicimos, pero fue algo muy difícil de lograr”.

Musk afirmó que “era cuestión de pocas semanas”. Después de admitir que la situación de Tesla era mucho peor de la que aparentaba en su siempre activa cuenta de Twitter, Musk confesó que duró mucho tiempo trabajando unas 100 horas por semana, de lunes a domingo, durmiendo en la fábrica del Model 3 y haciendo todo lo que estaba a su alcance para acelerar la producción y solucionar los problemas.

El motivo por el cual la empresa casi cae en quiebra se debe a la falta de cumplimiento en la distribución del Model 3, debido a problemas en la distribución del auto. Sin embargo, algunas decisiones arriesgadas de Musk, como aquel inexplicable tweet que le costó la presidencia de Tesla, también pusieron en un grave riesgo a la compañía. Es conocido el hecho que Elon Musk utiliza las redes sociales de forma controversial. Es parte de su forma de lidiar con el negocio los anuncios fuertes e imprevistos. Esta no es la excepción.

Actualmente la distribución del Model 3 sigue siendo paulatina. Musk dijo hace algún tiempo que en 2020 comenzaría la producción del Tesla Model Y, además de sus planes para el camión y para la nueva generación del Roadster. Axios (HBO)

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.