A través de sus redes sociales, Elon Musk, indicó que el proyecto de transporte subterráneo que está desarrollando, abrirá su primer túnel de prueba en diciembre y se ubica próximo en la localidad de Hawthorne, Californa.

La inauguración se espera con muchas ansias y en caso de que los planes sean un éxito, se demostraría la viabilidad de construir un nuevo tipo de transporte público de alta velocidad, cuyos elevadores podrían incorporarse a la infraestructura existente de la ciudad.

Musk, emprendedor espacial y pionero de los autos eléctricos, se ha comprometido a completar el túnel de prueba para finales de año. De acuerdo con un reporte del Washington Post, a través de su empresa de excavación -Boring-, Musk visualiza la construcción de un sistema de tránsito subterráneo sin emisiones que traslade a las personas mediante trineos eléctricos de gran velocidad.

A su vez, los elevadores llevarían a los peatones, ciclistas e incluso autos desde las estaciones al nivel de la calle hasta las paradas de los túneles.

Musk detalló que se realizará un evento de apertura para exhibir el túnel de prueba el próximo 10 de diciembre. La compañía ofrecerá viajes gratuitos al público un día después y los consumidores viajarán a una velocidad de 250 kilómetros por hora.

The Boring Company ha detallado dos modos de viaje para sus túneles: uno con capacidad para 16 pasajeros y el otro para automóviles en movimiento.

El objetivo de Elon Musk, es “resolver el problema del tránsito”. Al reducir el costo de construir túneles así como brindar alternativas al manejo de automóviles, la compañía, ayudará a reducir el congestionamiento vial, además de ofrecer opciones de transporte de alta velocidad en todo Estados Unidos.

En la actualidad, el túnel que será inaugurado el 10 de diciembre y será de 3.2km de largo pero, lo internaste del proyecto es que sienta las bases para proyectos más ambiciosos en el futuro, como el posible túnel del estadio de los Dodgers de Los Ángeles o un túnel de Washington a Nueva York, el último de los cuales podría admitir configuraciones de hiperloop selladas al vacío que se mueven a velocidades mucho mayores.

Juego de reputación

Mientras que Musk es conocido por su gran ambición y sus fervientes avances, el multimillonario de la tecnología también tiene una reputación de prometer, más que de cumplir con las fechas. Los críticos de Musk, que se refieren a eso como «los tiempos de Elon», han señalado que él suele establecer plazos poco realistas como en el caso de la lenta producción del Model 3 de Tesla.

Lo que sucedió con el Model 3 de Tesla fue que Musk ya había dicho en febrero del año pasado – meses antes de que Tesla comenzara a fabricar el Model 3 – que la compañía planeaba fabricar 5.000 vehículos a la semana para el cuarto trimestre de 2017, aunque en realidad, la compañía no alcanzó el objetivo de los 5.000 vehículos semanales por primera vez hasta finales de junio de este año.

A consecuencia del incumplimiento del ejecutivo, un informe publicado por The Wall Street Journal dice que el Departamento de Justicia de Estados Unidos estaba acelerando su investigación sobre si Musk y Tesla engañaron a los inversionistas con las cuestiones de producción relacionadas con este modelo de vehículo.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.