El polémico empresario fundador de Tesla será investigado por la justicia estadounidense por anunciar un falso retiro de la bolsa.

La compañía Tesla confirmó que funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos (DoJ) investigan posibles aspectos criminales de un anuncio aparentemente espontáneo, y luego abandonado, por parte de su jefe ejecutivo, Elon Musk, sobre su salida de bolsa y llevar al fabricante de automóviles eléctricos al ámbito privado.

Tesla es una compañía pública desde hace ocho años, pero un mensaje reciente en Twitter hizo saltar todas las alarmas sobre una posible privatización. Tanto es así que se ha especulado sobre quién podría comprar Tesla, y también se envió un mensaje al día siguiente para »tranquilizar» a los empleados.

Una demanda presentada a principios de este mes acusa a Musk de tratar de “quemar” la venta en corto plazo, al tuitear falsamente que se habían asegurado los fondos para que el fabricante de automóviles eléctrico saliera del mercado bursátil y se pasara al sector privado.

Aunque los hechos parecían un nuevo y clásico desliz de Musk en Twitter, el resultado fue otro. Al parecer todo indica que la citación por parte del DoJ se dio luego del desafortunado mensaje en Twitter, «el mes pasado, después del anuncio de Elon de que estaba considerando privatizar la compañía, Tesla recibió una solicitud (de entrega) voluntaria de documentos del DoJ y ha cooperado para responder a ella», señaló un portavoz de la compañía con sede en California.

Esto no es Twitter

Tras darse a conocer la noticia de que se iniciaría una investigación a Musk,  las acciones de la compañía de automóviles eléctricos cayeron un 3,9%, a 283,33 dólares cada acción. La investigación del Departamento de Justicia sobre Musk y su declaración en Twitter de que tenía»fondos asegurados» para un acuerdo privado se están llevando adelante junto con una investigación civil.

Tesla ha estado bajo la indagación de los reguladores del mercado desde que Musk dijo en Twitter el 7 de agosto que estaba considerando privatizar sus acciones, es decir, sacar a la compañía de la bolsa de valores, lo que inicialmente ocasionó un alza de más del 10% de las acciones, antes de dar marcha atrás con el plan dos semanas después.

Además, varios directivos de Tesla han abandonado recientemente la firma. La semana pasada, la compañía anunció la partida del ejecutivo de finanzas Justin McAnear en momentos en que Tesla busca tornarse rentable antes de fin de año.

 

Incesante tormenta para Musk

Como si la investigación no fuera poco, las Elon Musk sigue en el ojo de la tormenta. Vernon Unsworth, el buzo británico que lideró el rescate de los 12 niños atrapados en una gruta en Tailandia, ha interpuesto una demanda a Musk por llamarlo «pedófilo» en Twitter.

El rescatista reclama 75.000 dólares al excéntrico empresario, al que acusa de difamación en un tribunal en California.

Si bien, la disputa se remonta a comienzos de julio, fue el mismísimo empresario quien reanudó el conflicto al postear en Twitter sus preguntas acerca de por qué Vernon Unsworth no le había demandado aún. “Extraño”, comentó. Es más, dijo que le había ofrecido asistencia legal “gratuita”. Estos dichos reavivaron las llamas de la polémica y finalmente la demanda fue efectuada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.