Diversas investigaciones han buscado el material que otorgue la mayor protección para el dinero. Según un reciente descubrimiento, la respuesta podría encontrarse en las alas de las mariposas.

Las alas de las mariposas están compuestas por pequeñas escamas, cada una de ellas es diferente a la otra, que miden entre 70 y 250 micras, dependiendo de la especie.

Inspirados en esta intrincada red de la naturaleza un grupo de investigadores desarrollaron un sistema que podría evitar las falsificaciones. Lo llamaron Teslagram en honor a Nikola Tesla, y aseguran que podría convertirse en el mejor sistema de protección del mundo.

Con un equipo conformado por 20 personas, entre ellos biólogos, ingenieros y científicos, se creó una tarjeta bancaria que no posee chip. En su lugar cuenta con las escamas de las alas de las mariposas.

Las escamas de tamaño microscópico poseen una estructura específica responsable de la coloración de las mariposas. A partir de una investigación se pudo conocer más sobre la estructura y la complejidad de cada escama.

Al comprobar que no existen dos escamas iguales, de la misma manera como no hay dos huellas digitales idénticas, se encontró el potencial de protección.

Con un pequeño grupo e mariposas es posible bloquear una cantidad enorme de datos. Para llegar a esta conclusión, se pasó por un largo proceso. El estudio que había iniciado como una investigación sobre la coloración de las alas de las mariposas terminó derivando en mucho más ya que descubrieron que cada ala cuenta con unas 100 mil escamas.

El paso siguiente fue crear un sistema capaz de leer las escamas y la información en ellas. El siguiente paso será elaborar un algoritmo que permita la traducción a una escala electrónica para poder aplicarlo a la tecnología.

De este modo, si se estampa la estructura de las escamas de la mariposa en una tarjeta, nadie logrará poseer una igual debido a que las probabilidades de que haya otra escama igual son muy reducidas.

El objetivo final del grupo de investigadores cuenta con patente del Banco Mundial en su proyecto y la marca ya está registrada. Se espera que en un futuro se pueda aplicar a casi cualquier tipo de documento, desde billetes hasta pasaportes.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.