El magnate Elon Musk admirado por muchos en el mundo de los negocios estalló en ira luego de que se hiciera público que uno de los coches autónomos de la empresa quedó destruido por un choque.

La cobertura de los medios de comunicación del suceso generó en el multimillonario furia e indignación luego de aclarar que unas 40 mil personas murieron en accidentes de tránsito en el 2017 y que los medios se detienen en un incidente con un coche eléctrico que tuvo como única consecuencia una quebradura de tobillo. Así lo expresó en su cuenta de Twitter.

El accidente ocurrió en los suburbios de Salt Lake Cit el viernes pasado. Por el momento se desconoce si el programa del piloto automático se había activado, no obstante, la policía informó que sí.

Según los testigos del incidente el coche no se detuvo antes de chocar contra el camión de bomberos.

Este no es el primer suceso en el que un coche autónomo de la compañía ocasiona daños. A principios de año las consecuencias fueron fatales, una mujer perdió la vida en California. El caso se encuentra en investigación.

 

Por parte de tesla se manifestó que en este caso el accidente se dio utilizando el piloto automático y que este sistema no es un software de manejo automático, es decir, requiere que alguien se mantenga al mando del vehículo para controlarlo.

Otro caso se dio en Florida donde murieron dos personas luego de que una batería se incendiara. La investigación está siendo llevada adelante por la NTBS.


¿CÓMO EL MERCADO DE LOS COCHES AUTÓNOMOS SIGUE CRECIENDO?

La empresa del magnate produce unos 100 mil automóviles al año. Dentro de ellos, los coches eléctricos son los que se llevan la fama. A su vez, el líder carismático de la empresa hace su parte, sin mencionar que también está al frente de SpaceX, la compañía espacial que llevó un cohete a la luna con un coche de Tesla en su interior.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.