Mercedes-Benz ha reconstruido un auto clave en la historia de la empresa.

Mercedes-Benz reconstruyó el Mercedes-Benz SSKL de 1932, un auto que es clave en la historia de la empresa ya que con él nació la leyenda de las flechas de plata.

Para los tiempos en los que el auto fue exhibido alcanzaba una velocidad nunca antes vista de casi 235 kilómetros por hora y esto fue debido a su forma, sobre todo a la parte trasera del auto por lo que fue bautizado por la empresa y el público como “El Pepino”.

Fue un auto tan rápido que dominó las carreras y un locutor lo bautizó como “La flecha de Plata”. El nombre se hizo tan conocido que a partir de ese momento los autos de competición de Mercedes fueron plateados.

El chasis del SSKL, siglas que en alemán significan “Superdeportivo corto y ligero”, tenía sus vigas perforadas para rebajar el peso lo que consiguió que fuera 125 kilos más ligero que los SSK anteriores. Su motor era un seis cilindros de 7 litros que tenia 240 caballos que podrían ser aumentados a 300 si se equiparaba con un compresor.

La clave principal del auto estaba en la aerodinámica que diseñó Von Koenig-Fachsenfeld. Tenía una peculiar cola que moraba el coeficiente aerodinámico Cx. El 25 de mayo de 1932, el SSKL en manos de Manfred Von Brauchitsch ganó la carrera por delante del Alfa Romeo de Rudolf Caracciola.

Tenía una carrocería de metal desnudo que en su momento reducía la resistencia al viento en un 25% y permití alcanzar los 234 kilómetros por hora.

El modelo original se perdió o quedó destruido pero la compañía decidió reconstruirlo recurriendo a archivos del momento de la empresa y a fotos. Fue mostrado por primera vez en el Festival de Goodwood pero será el 15 de agosto en el Concurso de elegancia de Pebble Beach que sea manejado por primera vez.

Mercedes quiere mostrar su deportividad en la marca como la más antigua y de lujo del mundo, esto lo hará a partir de un Benz Patent-Motorwagen de 1886, el que inició todo. También se exhibirán varios modelos incluidos el -Simplex de 40 hp de 1903 y el vehículo eléctrico Mercedes-Benz EQC Edition 1886 inspirado en él y algunos otros autos de carreras y deportivos. Pero sin duda la estrella para esta exihbición es el Mercedes-Benz SSKL de 1932.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.