Si bien el mundo de la tecnología está dominando varios campos de la vida cotidiana y de la dinámica de las empresas, hay algunos aspectos que todavía no han cruzado la barrera al mundo en línea. Un claro ejemplo de ellos son las tarjetas de presentación las cuales dentro de un entorno digital siguen siendo una fuerte estrategia de marketing.

2

De este modo varias empresas continúan realizando grandes inversiones en lo que refiere a marketing tradicional. Dentro de ello, la impresión gráfica es uno de los gastos que más demandan dentro de las empresas y es que en algunos aspectos continúa siendo más efectiva que la digital.  

El marketing fuera del mundo en línea seguirá siendo una de las estrategias más importantes y decisivas en las empresas. Las empresas todavía necesitan de los elementos tangibles que transmiten firmeza y credibilidad dentro de un mundo intangible.

Dentro de las razones por las que esto se sigue dando se encuentra que los contactos esperan recibir a las tarjetas como un elemento distintivo que se separe de los varios correos electrónicos que reciben al día. Es una herramienta que puede quedar a la mano y siempre a la vista de quien la necesite.

Por otro lado, las tarjetas hablan de la personalidad y del diseño, ya que en sí mismas son una forma de captar la atención y diferenciarse.

Entre otro de los motivos, las tarjetas aportan credibilidad y tangibilización dentro de un mundo de los intangible. Las tarjetas aportan notoriedad y credibilidad.

La inversión de realizar tarjetas es menor en comparación con los beneficios que le puede traer a la empresa, se podría decir que es una estrategia muy rentable.

Al igual que las reuniones cara a acara, las tarjetas son una de las herramientas más fuertes del marketing directo ya que permiten hacer material el contacto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.