«Una primera bailarina sin un cuerpo de baile, no significa nada», Riccetto a corazón abierto, hizo terapia en EL LEGADO

Entrevista completa
EL LEGADO, la superproducción televisiva que se emite cada domingo a las 22.30 por Canal 10 en Uruguay, y por INFOBAE en toda  América y España, continúa recorriendo un viaje de trayectoria y emociones.
En la emisión del domingo 25 de octubre, María Noel Riccetto, la Primera Bailarina de Uruguay y del American Ballet de Nueva York, fue la homenajeada.
En un recorrido de su vida personal y artística con Ignacio González, productor y conductor del ciclo, compartió anécdotas, opiniones y las experiencias profesionales más destacadas y de su mundo más profundo.
Riccetto atravesó cuatro capítulos en los que habló con profunda sinceridad y soltura. En el primero, Nada es casualidad, expuso cómo fue su transición del campo a Montevideo. La necesidad, en su momento, de ocupar el tiempo con una actividad que no la buscó: «empecé a bailar porque tenía que ponerme a hacer algo extra curricular y a mi madre le encantaba el ballet». Al comienzo de su vida, el ballet no fue un sueño, sino más bien un accidente, «no sé si fue amor a primera vista, pero me fue enamorando poquito a poquito».
Su vida se destaca en aprovechar las oportunidades que se presentan y ver qué pasa. Cuando ingresó a la Escuela Nacional de Danza fue con una prueba para «ver qué sucedía» y entró. A los 14 años tomó una clase con un maestro que vino desde Carolina del Norte y le ofrecen una beca para irse ese mismo año. Luego de atravesar noches sin dormir debido a la incertidumbre y la falta de seguridad, Riccetto decide terminar su carrera en Uruguay.
En el capítulo dos, Cosido a mano, se resalta las emociones y sentimientos que se viven en el detrás de escena. María lo divide entre lo que es una función y lo que son los ensayos. La función es el momento donde se deja todo y se reconoce el esfuerzo tan importante que se dejó en todos los ensayos.
«Nunca llevé la cuenta de cuántos pares de zapatillas gaste durante mi carrera, pero fueron unas cuantas». La herramienta fundamental de la bailarina son las zapatillas. En el recorrido por el Palacio, al verlas sintió un «alivio» al pensar que no apretan más. «Cocerlas es un ritual y significa tener responsabilidad total de cómo lo haces. Si eso falla, no hay otro culpable que vos mismo».
Cisne Negro, es la tercera parte de este gran legado. A los 17 años se le otorga la beca para estudiar en Estados Unidos. Emprendió el viaje en el año 1998 que marcó su carrera profesional como bailarina. Durante 14 años vivió fuera del país, donde le sucedieron muchas cosas, desde experiencias súper enriquecedoras, hasta otras no tan buenas. En el período de tiempo que estuvo en Estados Unidos, llegó la triste noticia del fallecimiento de su madre. María Noel cuenta que durante años cargó con una mochila de profundo dolor, pero el tiempo le demostró que su madre fue la que la impulsó a la carrera del ballet, quien estaba muy orgullosa de su hija.
Riccetto sostiene que la competencia ocurre en toda carrera, y como en toda carrera hay que saber llevarlo de una forma sana y profesional. «A mi me gusta fomentar que nosotros trabajamos con el cuerpo, que todo lo que hacemos lo mostrás en el momento de forma natural», es entonces que si existe la competencia, es algo sano para tratar de superarse y ser mejor en lo que hacés.
Ya al final del programa, Nueva vida es el último paso en este Legado. Aquí es donde cuenta la experticia de trabajar con Julio Bocca, bailarín, director y coreógrafo de ballet. «En el 2012 yo ya estaba preparada para volver a Uruguay». Riccetto destaca el trabajo de miles de bailarines que pasaron por el SODRE para ejercer su nuevo funcionamiento y para que la compañía vuelva con más fuerza.
La bailarina cuenta que uno de los episodios más «frustrantes» de su carrera, fue el de no poder ser la Primera Bailarina del ballet de Romeo y Julieta en el momento que ella quería. Pero que la vida le dio la oportunidad justa de hacerlo en Uruguay, lo que la ayudó a entender que cada cosa tiene su lugar y tiempo y que no hay que desesperarse.
En la actualidad, dirige su escuela de danza y su objetivo hoy es volcar lo que sabe a generaciones futuras. En cuanto al ballet, por ahora no extraña nada. Está convencida de que a lo largo de su carrera profesional supo aprovechar todas las oportunidades en el momento justo, «no me quedó nada en el tintero».
Galería de fotos

EL LEGADO es contenido para Uruguay y el mundo, una idea original de America  Business en coproducción con Pardelion Films y Canal 10. 

Instagram: @ellegadotv  

Facebook: @ellegadotv  

Twitter: @ellegado_tv  

YouTube: Ellegadotv

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.