Las redes sociales se han convertido en un canal esencial para las marcas, que han hallado en ellas una forma barata y natural de distribuir sus mensajes de marca, dar a conocer sus productos y establecer una comunicación directa con sus consumidores. Y estas plataformas resultan especialmente útiles para dirigirse a los millennials, ya que los jóvenes son los más activos en redes sociales y los más dispuestos a seguir perfiles de marca.

20160204125916

De hecho, según datos de Odyssey, reseñados por Adweek, los millennials siguen al rededor de 30 marcas diferentes a través de Facebook, Twitter e Instagram. Y en ocasiones, los community managers de dichas marcas pueden caer en la tentación de utilizar palabras más casuales y de hacerse los modernos para llegar mejor a su público más jóven. Craso error.

Así lo demuestra una encuesta de Odyssey que desvela algunos de los errores cometidos por las firmas que más odian los usuarios de redes sociales, y que consisten, básicamente en intentar parecer modernos abusando de las expresiones comunes (o las que ellos creen que lo son) entre los jóvenes. En definitiva, leer una actualización de marca en la que se utiliza “jaja” o “OMG” es como recibir un mensaje de tu padre con esas mismas palabras: inquietante y un poco ridículo.

descarga

Y es que las siglas y abreviaciones son una de las cosas que más odian los millennials que empleen las marcas en las plataformas sociales. El 83% de los encuestados opina que, cuando las firmas las usan, parece un intento pobre y algo patético para relacionarse con ellos, como explica uno de los encuestados: “No podría ser más obvio que no han hecho bien su investigación y que no tienen ni idea de lo que va con nosotros”.

En realidad, cualquier tipo de jerga debería  estar vetada en las páginas de marca, según los jóvenes, y dos tercios de los encuestados aseguran que usar un lenguaje demasiado coloquial no es efectivo a la hora de interactuar con ellos. Evidentemente, la situación es todavía peor cuando una marca utiliza una palabra de moda demasiado pronto, antes de que pase a ser parte del lenguaje popular, eso la hacer parecer, en palabras de otro entrevistado: “desesperada y excesivamente entusiasta”.

mobile
Tampoco los emojis son buena idea según esta encuesta, aunque eso entra en contradicción con otros estudios que señalan que el engagement es mayor cuando se usan emoticonos. Aún así, a los millennials, al menos en teoría, no les parece buena idea usarlos y solo el 3% animaría a las marcas a hacerlo. Consideran que hashtags (27%) y GIFs (21%) son una forma más adecuada de comunicación.

Otro error es recurrir a citas de celebrities o frases de canciones, algo con lo que los millennials no se sienten identificados (al menos, cuando lo usa una marca).

La profesionalidad es la clave

Los jóvenes recalcan una y otra vez que es más importante que las marcas se preocupen por ser (y parecer) honestas a que pierdan el tiempo intentado ser las más cool. Y recuerdan algo esencial: se puede ser divertido, simpático y actual sin necesidad de parecer poco profesional. Las marcas no deben ser amigas, sino empresas serias y respetables.

En conclusión, las marcas no deberían obsesionarse con cómo relacionarse con los jóvenes en las redes sociales, porque lo cierto es que a los millennials les gusta establecer una relación con sus marcas favoritas. Pero la conversación debería construirse de una forma honesta y natural para que los consumidores la aprecien; quizá haya marcas en las que el uso de abreviaturas y emojis funcione, pero en la mayoría de los casos es mejor ser más neutral y elegir expresiones acordes con la personalidad de la firma.

Fuente: www.puromarketing.com

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.