Oprah Winfrey es una de las personalidades más destacadas de los medios globales. Con más de 20 años de carrera, se ha convertido en un ícono para hombres y mujeres así como, líder del movimiento feminisita en la lucha por la igualdad. En la última entrega de los premios Globo de Oro, a la hora de aceptar su estatuilla, Oprah formuló un discurso que se ha convertido en una inspiración para todos. Te contamos cómo este discurso puede ayudarte a perder el miedo y conmocionar a los espectadores.

Empieza con una historia

Comenzar con una historia es siempre recomendable pues, genera identificación con la audiencia. En su discurso, Oprah compartió una anécdota de su infancia. Cuando era chica vio al actor Sidney Poitier ganar el Oscar a mejor actor. “Nunca había visto a un hombre negro siendo celebrado de esa forma.” Las historias tienen poder, emocionan, conectan. Considera este comienzo como una buena estrategia para tu próximo discurso.

Sé personal y vulnerable

La sinceridad se siente. Siempre es mejor hablar desde la verdad y lo que creemos válido. La historia de Oprah era personal y su tono era vulnerable. Esto humaniza, acerca. Al mostrarnos de esta forma, generamos con el otro un sentido de igualdad. Se potencia la idea de superar los conflictos vividos. Si ella pudo pues yo también. Un discurso no tienen que ser el confesionario de nadie, pero tiene que mostrar autenticidad.

Habla de lo que es verdaderamente importante

El discurso de Winfrey tocó temas de actualidad como la lucha por la igualdad de género. Se atrevió a contar la verdad acerca de las personas de color y dió su punto de vista. Esto nos inspira a buscar lo profundo e importante en el discurso. Vivimos en la era de la información, el problema es que nos enfrentamos a demasiada. Como líder o miembro de una organización, es vital que tengas claros los temas más importantes.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.