El hacker, quien prefirió mantener su nombre en el anonimato, confesó que desde hace tiempo se dedica a hacer coincidir personas en redes como Tinder.

“A mí lo que me gusta es modificar el código de programas o páginas para divertirme. Por ejemplo, de Tinder” dijo el hacker a una de las redactoras de la revista The Cut.  “Lo primero que hice fue crear, junto con mi compañera de piso, un perfil llamado Haley en la plataforma y seleccionar algunas de sus fotos por las que esta mujer con la que hablaban les pareciera atractiva. Una vez hecho, creé dos programas maliciosos“, explica el desarrollador.

El primero de ellos daba ‘like’  a 800 hombres de forma indiscriminada dentro de la aplicación. El segundo,  emparejaba a hombres dentro de la app con otros chicos en cuanto contactaban con ella (Haley), es decir, cuando hacían ‘match‘.

Cuando uno de ellos le mandaba un mensaje, automáticamente se ponía en contacto con otro hombre que había contactado con este perfil falso. En caso de que el tipo en cuestión llamara a “Haley” por su nombre, el código lo cambiaba por el nombre del chico.

El programa es capaz de cambiar palabras de forma automática como si fuera un diccionario al revés. Así, cuando alguien decía “hombre” se convertía en “mujer”, “tío” por “tía”, etc.

 

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.