Twitter estaría dándole vueltas a una posible eliminación del botón “me gusta” para mejorar el debate en la famosa red de microblogging.

El botón “me gusta” de Twitter podría pasar a la historia en poco tiempo. En el evento privado celebrado por la red social del pajarito Jack Dorsey, CEO de Twitter, se habría mostrado disconforme con el botón en forma de corazón de la plataforma 2.0 que lidera, un botón del que se valen los tuiteros para expresar si un post ha sido de su interés. Dorsey, que no es precisamente fan del botón “me gusta”, se estaría planteando eliminarlo por completo para mejorar la calidad de los debates que se desarrollan al calor de la red de microblogging.

De acuerdo con el diario británico The Telegraph, la eventual desaparición del botón “me gusta” formaría parte de los planes de Twitter para hacer más saludables los debates de opinión que tienen lugar en esta plataforma.

El botón “me gusta” fue introducido en 2015 como reemplazo del antiguo botón de “favoritos” de Twitter. El predecesor del “like”, que tenía forma de estrella, resultaba al parecer excesivamente confuso para quienes se aproximaban por primera a la red social del pajarito y el botón en forma de corazón iba supuestamente a resolver el asunto.

En relación con los rumores que han emergido en las últimas horas sobre Twitter, la red social se ha descolgado con la siguiente declaración: “Como llevamos diciendo desde hace algún tiempo, estamos repensando todas las funcionalidades en nuestro servicio para incentivar las conversaciones saludables y eso incluye naturalmente también al botón ‘me gusta’. Estamos en las etapas iniciales del proceso y no tenemos planes de compartirlos ahora mismo”.

El botón “like”, omnipresente en casi todas las redes sociales, ha sido fuertemente criticado en los últimos tiempos por los psicólogos. Un estudio de la Universidad de California lleva, por ejemplo, a la conclusión de que la sobreabundancia de “likes” en los posts de otros usuarios está asociada de alguna manera al deterioro en la salud mental y física del usuario y a una clara merma en su satisfacción vital.

Twitter ha sido de protagonista de múltiples titulares (no precisamente positivos) en los últimos tiempos para alentar supuestamente la difusión de “fake news” y por dar alas asimismo al odio en su plataforma.

En los últimos meses la red de microblogging ha tomado una serie de medidas para tratar de poner coto al odio, el spam y a las cuentas falsas en su plataforma. Hace poco, sin ir más lejos, clausuraba múltiples cuentas, lo cual se dejó notar en el número de “followers” de algunos usuarios.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.