La conciencia sobre el cuidado del medio ambiente es cada vez mayor y las empresas no son ajenas a esta realidad, por esta razón, más de una marca ha decidido comenzar el cambio por sus empaques ya que, al fin y al cabo es lo que se convierte en desecho.

Los expertos afirman que hoy en día las principales tendencias son el aumento del contenido de reciclado post-consumo y la reducción de peso. La primera hace referencia a utilizar una mayor cantidad de material apto para ser reciclado luego de su uso . El segundo consiste en reducir el peso de los empaques.

La cadena internacional  Starbucks decidió eliminar los sorbetes de plástico y cambió sus clásicos vasos por recipientes hechos con materiales alternativos. Con esta medida, la marca de la sirena anticipa que eliminará más de mil millones de sorbetes de plástico al año en sus tiendas. “El objetivo de Starbucks de eliminar los popotes de plástico de sus tiendas a nivel mundial para 2020 representa el pensamiento visionario de la compañía para enfrentar el desafío de los residuos materiales en su totalidad”, comentó Erin Simon, directora de investigación y desarrollo de sustentabilidad y ciencia de los materiales en World Wildlife Fund, Estados Unidos.

Dell es otra de las empresas que apuesta a los empaques eco friendly, en el año 2008 introdujo sus envases de bambú y para el 2020 tiene planes para hacer que todos los empaques de sus productos provengan de fuentes sostenibles y puedan ser reciclables o compostables.

REI -sitio de comercio electrónico- es pionero de los envases sustentables gracias a las grandes innovaciones de la marca, que han ayudado a los consumidores a reducir sus desechos disminuyendo los materiales en el embalaje hasta en un 36%, lo que elimina más de 1.4 millones de libras en residuos.

“Tenemos que ir más allá del modelo tradicional de reducir, reciclar y reutilizar para eliminar los residuos a lo largo del proceso de fabricación, y debemos examinar con cuidado las prácticas conectadas a la generación de residuos en nuestras operaciones”, afirma la compañía en su política de reciclaje.

Colgate se propuso como objetivo hacer que el 100% de sus envases sean totalmente reciclables en tres de las cuatro categorías de sus productos -hogar, mascotas y cuidado personal- para el 2020. Puma también se sumó a esta iniciativa, el nuevo diseño de sus empaques reduce  el consumo de papel y combustibles.

La lista de empresas que se integran a esta nueva modalidad de empaques crece día a día. Con un ritmo de consumo acelerado y las numerosas cantidades de desechos que se tiran a diario, suena esperanzador que cada vez sean más las empresas que opten por realizar un packaging más amistoso con el medio ambiente.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.