Es el proyecto de transporte público más ambicioso de todo Estados Unidos y promete ir más rápido que cualquier tren de Europa o Japón.

El futuro sistema ferroviario tiene un costo base de 77.000 millones de dólares y uno máximo estimado en 100.000 millones de dólares -casi el doble que el PIB de Uruguay- y las autoridades reconocen no tener fondos suficientes para financiarlo.

El tren bala del estado de California tiene planeado conectar San Francisco, en el norte, con Los Ángeles, en el sur, y con ello cambiar drásticamente la movilidad de su población.El tren tiene planeado cumplir la ruta de norte a sur en dos horas y cuarenta minutos. En automóvil, el mismo trayecto de Los Ángeles a San Francisco toma unas seis horas de promedio.

Loa trabajos de construcción ya comenzaron en más de una decena de lugares del centro del estado de California y la intención es que el tren esté completamente operativo para el año 2033.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.