Evolución del crecimiento en el uso de los ad-blockers desde 2014 hasta la previsión de 2017

A los editores les gustaría mucho que los usuarios de Internet decidieran rechazar la instalación de un ad-blocker en su browser preferido. Pero un nuevo reporte de la firma de research eMarketer sugirió esta semana que esa esperanza no asoma en el horizonte.

Los usuarios de la Web en Estados Unidos con ad-blocking crecerán este año a 69,8 millones, lo que representa un 26,3% de los internautas norteamericanos, comparados con los 51,9 millones –o 20 %- del año pasado. En 2017 los surfers que utilizarán un ad-blocking totalizarán 86,6 millones en el país, o el 32%.

Las computadoras de escritorio y las laptops son todavía, por lejos, más populares para el ad-blocking que los smartphones, detectó el informe. En 2016, el 23,8% de los usuarios de Internet en Estados Unidos tendrán instalados un bloqueador en su escritorio o laptop, mientras sólo el 7,8% de los usuarios tendrán uno instalado en un smartphone.

Hay superposición, por supuesto, porque los más fanáticos blockers podrían tener la tecnología instalada en todos sus dispositivos.

El año próximo, el porcentaje de adblockers en smartphones subirá a un 11%, que todavía es un número relativamente pequeño, pero que igualmente podría restarle algo de aire a la oportunidad que rodea al uso de mobile por parte de marketers y editores.

“El ad-blocking actúa en detrimento de todo el ecosistema publicitario, y afecta sobre todo a los editores, pero también a los marketers, agencias y otros cuyos negocios dependen de ingresos publicitarios”, estimó Paul Verna, analista senior de eMarketer, en una declaración.

El tema del ad-blocking está ubicado en el top of mind en el Festival de Cannes, y en el mundo no pasa un mes sin algún tipo de reunión entre editores que intentan limitar el avance de esa tecnología y salvar la corriente de ingresos publicitarios en la que apoyan.

Mark Thompson, del New York Times, dijo a principios de este mes que su compañía está explorando la venta de una versión de alto precio y libre de avisos, destinada a quienes miran con más aversión a los avisos publicitarios.

Fuente: Adlatina

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.