Mientras el 91% de los profesionales del marketing cree que retratan bien a las mujeres, un 45% de los consumidores opina lo contrario, según datos de Kantar.

Según el estudio “AdReaction: Getting gender right” de Kantar Millward Brown, la industria pierde 9.000 millones de dólares en valoración de marca por no cumplir las expectativas de los consumidores.

Además, según este mismo estudio, las marcas equilibradas en función del género valen más. Con un valor medio de 20.600 millones de dólares, frente a los 16.100 millones de dólares de las marcas con sesgo femenino y los 11.500 millones de dólares de las marcas con sesgo masculino.

Pese a la lucha actual por la igualdad entre los géneros, el protagonismo del hombre en las publicidades sigue siendo superior, de acuerdo con lo que indica el estudio, la figura masculina tiene un 38% más de probabilidades de ocupar un lugar destacado dentro del spot que una mujer.

Pese a lo anteriormente mencionado, solo el 6% de los anuncios posiciona a la mujer en un rol más autoritario, abandonando los estereotipos de mujer amable y cariñosa. Lo interesante de los anuncios que deciden empoderar a la mujer, es que son los más creíbles, persuasivos, captan la atención del público y generan buena recepción por parte de la audiencia, pero aun así, son los más escasos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.