Las visitas a las tiendas físicas se han reducido considerablemente en los últimos años. No hay duda que cada vez más personas realizan sus compras a través de internet. La trasformación de los hábitos de consumo se han modificado considerablemente con la inclusión del comercio electrónico.

Cientos de comercios han cerrado debido a que la oferta supera a la demanda y los consumidores encontraron otros lugares parta adquirir productos y servicios.

Puntualizando los datos específicos podemos hablar del caso de J.C. Penney cerró más de 140 tiendas o K-Mart con más de 100. Pero las tiendas de retail no son las  únicas que han sufrido las consecuencias de la expansión.  Los locales de ropa también han sentido el cambio, si bien no se constata ninguno puntualmente que haya tenido que cerrar por esa causa, sí se han reducido las ventas.

Tiendas de corte histórico en el mercado internacional también ha visto el impacto del comercio electrónico. Se puede citar el caso de Toys R Us. Las causas del quiebre de la empresa no solo son atribuidas a que la mayoría de las compras del sector se realzan a través de internet, sino porque también la tecnología ha hecho que muchos de los juguetes fueras sustituidos.


AMAZON GO Y EL FUTURO DEL RETAIL

Pero el destino no es malo para aquellos que sepan adaptarse. Ofrecer un buen catálogo en línea y una buena experiencia en el local hará que las personas prefieran visitar la tienda física. A fin de cuentas el ser humano siempre va a preferir el contacto cara a cara para la atención, la resolución de consultas y la gestión de errores.

Mucho se ha escuchado sobre el fin delas tiendas tradiciones con la era de Amazon y del comercio electrónico. No es una afirmación descabellada, hay datos que lo comprueban y números que lo afirman, sin embargo, el final no es del todo apocalíptico.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.